Las proyecciones poblacionales en el ordenamiento territorial permiten conceptuar acciones, políticas y estrategias que de manera integral buscan responder a necesidades de la población presente y futura en relación a aspectos sociales, ambientales y económicos, dichas proyecciones se establecen mediante un análisis de tendencias y dinámicas demográficas singularizadas en cada territorio, teniendo en cuenta su configuración histórica de procesos, evolución, estructura y dimensión poblacional.

Una serie de componentes estructurales del ordenamiento territorial de la ciudad de Villavicencio, como la clasificación del suelo, el área requerida futura y el cambio del modelo de ocupación, están supeditados a la proyección poblacional calculada por el POT. El sustento de los Documentos Técnicos de Soporte (DTS), respecto al ritmo de crecimiento poblacional del municipio, son los datos de censos históricos de Colombia elaborados por el DANE, el sistema de información de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Villavicencio (EAAV) y la determinación de cuatro variables socioeconómicas y demográficas de mayor incidencia para la ciudad: el crecimiento de la actividad petrolera, la agroindustria en la altillanura, el desplazamiento forzado y la doble calzada Bogotá – Villavicencio.

Las cuatro variables socioeconómicas para el cálculo del crecimiento de la población fueron ponderadas exceptuando el desplazamiento forzado ya que “El número acumulado de personas desplazadas que tiene la ciudad, es una variable que en los últimos años ha pesado mucho (el 22% de la población de Villavicencio), sin embargo, este número no es real pues depende de que las personas se registren, situación que genera incertidumbre al estimar a futuro, el número de desplazados y con mayor dificultad a un horizonte poblacional como el nuestro (2026)”. Adicionalmente los DTS advierten que “el post-conflicto producto de una eventual firma del proceso de paz que se adelanta en Cuba, también fue considerado por el equipo formulador del POT como una variable incidente en el incremento poblacional de Villavicencio, sin embargo, por no existir antecedentes referidos a la variable en mención, no fue posible adelantar un análisis estadístico al respecto”. Para las otras tres variables se determinaron tres franjas de tiempo: 2014 – 2018, 2018 – 2022 y 2022 – 2026.

Los DTS no establecen el valor de las variables utilizadas ni la fuente de datos como: La producción de petróleo de la ciudad de Villavicencio, el número de vehículos tipo 1 que ingresan por el peaje de Pipiral y los empleos generados por el sector agropecuario e industrial. Además, con los resultados de esas variables no soportadas, se generaron tres escenarios para las franjas de tiempo ya nombradas, partiendo con la tasa de crecimiento de 3.48% entregada por el DANE en el año 2013. Los escenarios: moderado, acelerado y medio, fluctúan respecto a la incidencia de cada variable, donde se seleccionó el modelo medio que propone una tasa de crecimiento para el último periodo de 5.28%. Las proyecciones poblacionales entre el DANE, la EAAV y el equipo formulador del POT no distan de manera sustancial en los cálculos hasta el año 2013, sin embargo, la proyección poblacional para el año 2027 del POT en relación al DANE difiere en 470.916 habitantes.

AÑO DANE POT Norte
TOTAL URBANO RURAL
2012 452.522 480.138 455.171 24.926
2015 484.429 531.862 504.204 27.658
2019 527.668 661.779 627.331 34.448
2023 538.527 831.075 787.928 43.147
2027 617.077 1.087.993 1.031.507 56.486

Tabla 4 de la Memoria Justificativa del Acuerdo 287 de 2015. Población por área 2012 – 2027.

En el DTS – Componente General, en el Componente Urbano y en la Memoria Justificativa (Documento de soporte del POT) se plantea una población para el año 2027 de 1’087.993 habitantes, en cambio en el DTS – Documento Síntesis en las acciones de clasificación del suelo se plantea que: “Villavicencio en el largo plazo deberá garantizar calidad de vida a cerca de 1’010.000 habitantes”. Debido a las sustanciales diferencias de la población proyectada al año 2027 en relación al DANE, las imprecisiones de los DTS y ante la falta de soporte de las variables utilizadas en la metodología para dicha proyección, se solicitó a la Secretaría de Planeación una aclaración que soportara cómo se cuantificaron dichas variables en los horizontes temporales planteados, la Secretaría de Planeación informó que una vez verificada la información no fue posible establecer el soporte de las variables aplicadas para el cálculo de la proyección poblacional (Anexo 1), socavando la rigurosidad y validez del cálculo planteado por el POT.

En el año 2018 el DANE realizó el Censo Nacional de Población y Vivienda, en donde la población censal ajustada para la ciudad al año 2019 fue de 531.275 hab distando en 130.504 hab según lo proyectado por el POT para el mismo año.

Villavicencio desde el año 2014 ingresó al programa de Ciudades Sostenibles y Competitivas (CSC) de la Financiera de Desarrollo Territorial (Findeter), como parte de un proceso de diagnóstico se desarrollaron tres estudios a cargo de la firma consultora IDOM, que dentro del análisis de la huella urbana y escenarios de crecimiento de la ciudad enmarca diferencias entre las proyecciones poblacionales planteadas por el POT de Villavicencio, IDOM y el DANE. Findeter expone que: “Los valores obtenidos para el 2027 por IDOM se diferencian en cerca de 349.000 habitantes con la proyección del POT, lo que se debe a la utilización de una curva asíntota. Para el 2050 la proyección de la población realizada por IDOM es similar a la proyectada por el POT para el 2027.”. De hecho, ya pasados cuatro años de la adopción del POT, se puede evaluar un acontecimiento concreto en torno a la población de la ciudad, ya que en el año 2018 el DANE realizó el Censo Nacional de Población y Vivienda, en donde la población censal ajustada para la ciudad al año 2019 fue de 531.275 hab distando en 130.504 hab según lo proyectado por el POT para el mismo año.

El POT establece en principio lo que el Acuerdo 021 de 2000 contempla como suelo urbano, a esa área adiciona el polígono de cobertura de acueducto y alcantarillado y los predios que bajo certificación de la EAAV presentan el servicio, los proyectos urbanísticos que poseían licencia de urbanización, los asentamientos objeto de legalización urbanística y los equipamientos construidos a la época de la formulación del POT como el Colegio Buenos Aires, el Complejo Malocas y la sede camino ganadero de la Policía Metropolitana.

De esta forma el POT llevó a cabo un ejercicio que, con base en la proyección poblacional, determinó la demanda de área requerida hasta el año 2027, como resultado estableció un valor que oscila entre las 1.800 y 2.000 hectáreas netas urbanizables aproximadamente. Sin embargo, ese ejercicio se refleja de manera imprecisa, ya que en la Memoria Justificativa se soporta que: “Es así como después de generar todos los procesos de recolección de información e identificar cuantas viviendas se requieren por grupo poblacional y cuantas personas espera la ciudad en el tiempo en los mismos estratos se determinó el área requerida año a año con un resultado de 5.217, 19 hectáreas brutas (se requieren cerca de 3.794 Hectáreas para albergar a la población que se va a tener desde 2016 hasta 2027)”. La imprecisión del área para albergar a la población es mayor a 1.900 ha. Tanto en la Memoria Justificativa como en el DTS – Componente General se enmarca el desarrollo de 5 escenarios con el fin de espacializar el área requerida a largo plazo, con base en los principios rectores; ecoeficiencia, inclusión y funcionalidad.

La metodología para el cálculo de dicha área abarcó 31 muestreos que se realizaron de manera aleatoria donde se estableció una caracterización poblacional, que según lo que evidencia la Memoria Justificativa no plantea ningún elemento relevante en el desarrollo de los escenarios, con el fin de poder analizar las fichas de caracterización urbanística y poblacional de cada muestreo, se le solicitaron a la Secretaría de Planeación, la respuesta solicitaba 15 días de plazo con el fin de dar una contestación a fondo, pasado el tiempo requerido esta dependencia no entregó la información requerida y, después de un fallo de tutela, la Secretaría de Planeación manifestó que no encontró la información solicitada (Anexo 2). Dejando en evidencia vacíos estructurales en relación al proceso metodológico planteado para el cálculo del área requerida a largo plazo.

Según la Memoria Justificativa bajo los principios rectores establecidos y como resultante de la evaluación de escenarios, se estableció como mejor escenario el número 5, ya que es el modelo que “reúne las condiciones necesarias de una ciudad planificada y en donde se busca el bienestar de la población Villavicense”. Pero se debe exponer que, pese a que el POT enarbola las banderas de la ecoeficiencia, la inclusión y la funcionalidad como principios, la argumentación, formulación y evaluación de los escenarios para la delimitación y cálculo del área requerida futura carece de coherencia al elegir el escenario 5 como el ideal para implementar en el municipio, ya que su evaluación en categorías como servicios públicos, espacios públicos y barreras naturales es de 2, 1 y 1 respectivamente, calificación que se establece de 1 a 5, es decir, el resultado y escogencia se basó en una simple media aritmética.

Incluso las imprecisiones en relación al área requerida futura de la ciudad se evidencian en la discordancia del número de hectáreas en varios de los documentos del POT, para la Memoria Justificativa el planteamiento es de 3.794 ha, para el DTS – Componente Urbano la cifra de área requerida es 3.700 ha, en el DTS – Documento Síntesis el área urbana propuesta es de 3.923 ha y en el acta de concertación ambiental, dentro de la clasificación territorial se acuerdan 3.867 ha.

El reconocimiento y cálculo de la poblacional, como base del ordenamiento territorial, requiere precisión en el soporte de las variables a utilizar, ya que es con base en el número de habitantes que se proyectan los elementos estructurales de la ciudad. El POT de Villavicencio, sus DTS y la Administración Municipal no soportan el ponderado de variables que plasman en el desarrollo de la formulación del POT en relación a las proyecciones poblacionales y a los criterios para la espacialización del área requerida futura, planteando cambios irregulares y especulativos en la clasificación y usos del suelo de la ciudad.

Anexo 1

Anexo 2

(Villavicencio, Colombia, 1995) Estudiante de arquitectura y editor de revista de arquitectura y poesía Cúpula.