Fue la vereda de La Julia, municipio de Uribe, Meta, el primer lugar que visitó la Misión Internacional que llega al país para verificar cómo avanza la implementación del Acuerdo de Paz teniendo en cuenta que el parlamento Europeo aporta 2.300 millones de Euros cada año a Colombia. Su visita fue para saber cuál es la situación para líderes y lideresas sociales y defensores y defensoras de derechos humanos, dado que desde hace 23 años la oficina para refugiados ha intentado apoyar los procesos de exigibilidad de derechos en un país donde pensar diferente puede ser una causal para ser asesinados.

La comitiva conformada por Javier Arjona de Soldepaz, el eurodiputado, Manu Pineda; Doris Rivera de la Asociación Nacional de Zonas de Reserva Campesinas (ANZORC), David Martínez de Fensuagro, la Asamblea Moza d´Asturies (AMA) y la Comisión Permanente de Derechos Humanos, escucharon a las y los campesinos de La Julia quienes denunciaron:

  • Cómo personas foráneas están reclamando alrededor de cinco mil hectáreas y pretenden despojarlas de su hogar.
  • La persecución que enfrentan líderes y lideresas campesinas que históricamente han vivido en este territorio donde el control territorial lo tenía el otrora grupo armado de las FARC y actualmente sigue teniendo una fuerte presencia las disidencias, lo que ha generado que siempre sean tildados de insurgentes y por ende perseguidos. Temen por sus vidas pues se han disparado las muertes selectivas.
  • El proceso de extinción de dominio que enfrentan 40 campesinos de Uribe por haber sido líderes y lideresas activos en la defensa de los derechos humanos en su territorio; se les acusa de ser testaferros de las FARC y así no tengan más que unas pocas pertenencias están a punto de perderlo todo. Hay especialmente dos casos en la vereda La Julia, donde los representantes legales de dos organizaciones campesinas, no sólo enfrentan la extinción de dominio de lo que lograron con sus organizaciones, más de 20 años de existencia y mucho apoyo de cooperación internacional, sino que además, también les están haciendo extinción de dominio a sus propiedades personales, incluidas las que son consideradas patrimonio familiar.
  • Denunciaron la persecución que vienen sufriendo las familias que viven en zonas de Parques Nacionales Naturales, quienes a partir de la operación Artemisa vienen siendo judicializados y luego expulsados de un territorio donde habían vivido mucho antes de ser declarada área protegida. Rechazaron que a grandes terratenientes que están llegando al territorio a deforestar grandes hectáreas y que inclusive en gran parte de las ocasiones son quienes pagan a campesinos por talar, no les están haciendo nada, mientras que la persecución se concentra hacia el campesinado que en la mayoría de ocasiones no tienen cómo defenderse.
  • Rechazaron la forma como el gobernador Juan Guillermo Zuluaga se refiere a las y los campesinos del sur del Meta, especialmente quienes están ligados a procesos sociales, porque sienten que los estigmatiza y da argumentos erróneos para ponerlos en la mira de grupos paramilitares.
  • Denunciaron que la construcción del internado de La Julia que no sólo beneficiaría a campesinos de este sector sino también del Guayabero, Macarena y zonas aledañas no quiere ser recibido pese a que la obra está por culminar, se presenta el histórico problema de encontrarse en áreas protegidas.

Finalizada la audiencia que se adelantó en la casa comunal de la vereda, integrantes de la Misión se comprometieron a plasmar lo escuchado en el informe que será publicado y dado a conocer al mundo en el mes de mayo; pero que también, la próxima semana cuando la organización internacional se reúna con el Gobierno de Duque, planean denunciar.

Finalmente, el Eurodiputado Manu Pineda,  se comprometió a hacerle seguimiento a la delicada situación de defensores y defensoras de derechos humanos y a la correcta implementación del Acuerdo de Paz ante el Parlamento Europeo y demás estamentos internacionales, pues afirma que Colombia debe ser un tema permanente dentro de sus agendas, especialmente porque la percepción fuera del país, es que el proceso de paz avanza sin mayor problema.

Comunicadora Social y Periodista. Especialista en Políticas Públicas para la Igualdad en América Latina. Fundadora del colectivo y medio de comunicación alternativo El Cuarto Mosquetero. Desde la comunicación trabaja los temas de género, paz y ambiente.