#PlasticFreeJuly podría verse un poco diferente este año, y eso está bien.

Como muchos de nosotros/as, cuando surgió la realidad de COVID-19, tomé algunas decisiones que iban en contra de la forma en que he vivido mi vida durante los últimos años. Compré artículos en plástico, y muchos. En retrospectiva, podría haber tomado decisiones diferentes si no fuera por el sentido de urgencia que sentía, pero no me arrepiento de haber elegido poner mi seguridad primero y más aún en momentos donde no tenía muchas opciones para escoger, pues todo estaba cerrado y pocas tiendas estaban abiertas y/o cerca.

Mi conclusión: durante este tiempo, el bienestar personal y comunitario debe ser la prioridad, y si eso significa hacer excepciones, como el uso de EPP de un solo uso, está bien. La situación actual garantiza un reajuste de las expectativas cuando se trata de ser 100% libre de plástico.

¿Qué significa eso para Julio Sin Plásticos? Mi conclusión es que Julio Sin Plástico es una gran oportunidad para crear conciencia sobre el desperdicio en su vida y los cambios que puede hacer para tener un impacto positivo en el medio ambiente.

Aquí hay algunas maneras de participar en Julio Sin Plástico este año:

Antes de saltar, un buen lugar para comenzar es enumerar sus valores y por qué desea avanzar hacia un estilo de vida libre de plásticos, y preguntarse cómo puede alinearse más con ellos cada día. Tal vez eres un ciudadano/a del mundo y has terminado de ver pequeños pedazos de plástico en la vía. ¿O tal vez estás harto de que nuestros líderes políticos no creen o aprueben una legislación progresista sobre el cambio climático? Escriba su (s) razonamiento (s) en algún lugar permanente, como en las notas de su teléfono o en las redes sociales, de modo que pueda hacer referencia a ellos cuando necesite un poco de motivación. Tener un fuerte razonamiento siempre ayuda a responsabilizarse ante los cambios de comportamiento.

Auditoría de basura + Establecimiento de objetivos

Aproveche este tiempo para reflexionar sobre su estilo de vida actual y el plan de juego para el futuro. ¿Hay áreas en su vida donde está creando mucha basura? La forma más fácil de responder a esa pregunta es hurgando en la basura (no es broma) y tomando nota de los artículos que comúnmente ve (si la lista es tan larga como una factura del éxito , no se preocupe, eso significa más oportunidades para ¡intercambios sostenibles!) Excavar en la basura puede decirle mucho sobre sus hábitos y puede identificar categorías en las que puede concentrarse. ¿Quizás se dé cuenta de que está tirando muchas botellas de champú?, O tubos de pasta de dientes?, ¿Quizás un empaque de merienda?, ¿O tal vez ha estado quemando botellas de jabón para platos de plástico recientemente?

Una vez que haya identificado las áreas centrales en las que debe concentrarse, establezca objetivos específicos, alcanzables y oportunos. Para ayudar a establecer metas, aquí hay algunas cosas…

«¿Realmente necesito esto?»

Tal vez se dé cuenta de que realmente no necesita esa sombra de ojos con brillo de plástico. Conviértalo en un objetivo utilizable, y luego busque formas de reciclar o desechar el empaque una vez que esté terminado. A veces, menos puede ser más, pero si siente que lo necesita, busque una opción más limpia.

También es importante reconocer qué si un artículo la hace realmente feliz, lo ama y se siente como un sacrificio renunciar, ¡no lo haga! Es probable que haya intercambios de frutas que no se sientan como un sacrificio y que aún tengan un impacto positivo en el medio ambiente y que pueda volver a abordar ese elemento en el futuro.

«¿Puedo usar algo que ya poseo, o hacerlo, en lugar de comprar algo nuevo?»

¿Sabía que puede fabricar muchos de sus propios productos de belleza, en lugar de comprarlos ahora (que también puede ser más rentable : ¡gane, gane!). En internet hay cientos de recetas sobre productos de aseo naturales.

«¿Existe una opción más baja en desechos disponible?»

Si nota que su basura tiene muchas…
…botellas de plástico, tazas de café y pitillos, tal vez es hora de invertir en productos reutilizables.
…Recipientes para llevar, pruebe hacer grandes cantidades de comidas y guarde las sobras en recipientes reutilizables para comidas fáciles de llevar.
…Empaque de bocadillos, intente preparar sus propios bocadillos con anticipación y guárdelos en bolsas o latas reutilizables.
…Productos de período de un solo uso, tal vez pruebe una copa menstrual o toallas reutilizables y lavables.

Bolsas de tela para ir a mercar, tapabocas lavables, siempre habrá una mejor opción.

Reducir el desperdicio de alimentos

Si no puede reducir el plástico este año, ¡concéntrese en otras áreas de desperdicio en su vida, como el desperdicio de alimentos! Más del 34% de todos los productos en Colombia se tiran a la basura. El compostaje es una excelente manera de reducir el desperdicio creado a partir de elementos que normalmente no se comen, como las cáscaras y los tallos, y para cualquier cosa comestible, ¡guárdelos para usarlos más tarde!

Otra excelente manera de reducir el desperdicio de alimentos es el almacenamiento adecuado de alimentos. ¿Sabía que quitar la col rizada del tallo ayuda a mantener el agua en la parte verde y ayuda a que dure más?, ¿Sabía que mantener las zanahorias y el apio en agua ayuda a mantenerlo firme por más tiempo? Trucos como este y contenedores de almacenamiento de alimentos adecuados realmente ayudan a reducir el desperdicio de alimentos. Esto no solo disminuye las emisiones de metano, sino que también ahorra dinero, ya que la comida más cara que compramos es la que se tira.

Y por supuesto, no se me podía pasar invitarlo a comprar en la plaza de mercado más cercana, allí encontrará productos frescos, de calidad, económicos y algún producto te dará de ñapa. Recuerda que ellos no son una multinacional, son un grupo de productores y comerciantes que solo dependen de este sustento.

Abogacía

La acción individual es increíble y mi razón principal para comenzar a llevar una vida más consciente, es vivir en alineación con mis valores y crear el mundo en el que quiero vivir. Pero además de enfoques ascendentes como la acción individual y activismo de base, también soy una gran defensora de la acción de arriba hacia abajo porque estamos viviendo en un sistema roto y necesitamos un cambio sistémico. Dedique tiempo durante el mes de julio sin plásticos para conocer en su gobierno local los programas de reciclaje, compostaje que están realizando o tienen pensado hacer en toda la ciudad, transporte público y cualquier otro programa que se alinee con sus valores para un futuro más equitativo, sostenible y justo. O envíe una nota a su negocio de comercio electrónico favorito instándolos a cambiar a un empaque más sostenible, ¡Su voz puede hacer la diferencia!

Eliminación responsable

Como mencioné anteriormente, nuestro bienestar personal y comunitario debería ser la prioridad en este momento, y si eso significa hacer excepciones, como el uso de EPP de un solo uso, está bien.

Apoyo y educación

Hay organizaciones de todos los tamaños que hacen un gran trabajo en el espacio de Justicia Social y Ambiental. Encuentre maneras de apoyarlos con su tiempo, talento o dinero.

También puede usar este tiempo para profundizar su comprensión de los problemas ambientales (en Netflix hay unos documentales muy interesantes).

PDTA: ¿Sabía que el cambio climático afecta más negativamente a las poblaciones de indígenas, afrodescendientes y desplazados? Preocuparse por la justicia climática es un paso importante para la justicia racial. Especialmente para mis lectores en posiciones de privilegio financiero y racial, es importante recordar que en su viaje para reducir el desperdicio y mitigar el cambio climático, su trabajo está creando un futuro más justo y equitativo, por eso es tan importante avanzar, haga el trabajo y participe en la lucha contra la crisis climática. Cada poquito ayuda.

¡Incluso si no puede ir completamente libre de plástico este julio, hay otras formas de hacer que el mundo sea menos basura! ¿Cómo participa usted en Julio Libre de Plásticos este año?

Ingeniera Ambiental. Embajadora Ciudadana Agenda 2030. Voluntaria de la Red Nacional Jóvenes de Ambiente. Miembro e Investigadora del Observatorio Popular de Género.