Hasta las instalaciones del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) de la ciudad de Villavicencio, llegaron las y los trabajadores de los diferentes hogares infantiles del departamento del Meta, para denunciar el maltrato laboral y la vulneración de sus derechos, tras realizar cambios en la contratación de sus servicios.

Según denuncian, el ICBF realizó la evaluación y selección de sus operadores a través de la plataforma ‘Betto’, dejando por fuera a los y las trabajadoras de más de tres hogares infantiles del Meta. Lo que los afecta no solo a ellos sino también a la gran cantidad de niños, niñas y padres de familia que hoy esperan recibir este servicio fundamental.

(Lea también: Incertidumbre por posible contaminación del río Humadea a causa de trabajos de exploración petrolera)

Hogares infantiles es uno de los más importantes programas del ICBF, el cual presta atención a niños y niñas hasta los cinco años de edad, garantizando su cuidado, nutrición y educación inicial.

“Nos deja muy triste esa forma en que el ICBF no reconoce nuestra labor de hace tanto tiempo al servicio de la primera infancia, cuando nos hacen sentir como personas mal preparadas que no tuviéramos la capacidad para poder manejarlos”, así lo manifestó Maira Alexandra Prieto, directora del hogar infantil 20 de Julio, agregando que, algunas operadoras han aportado su tiempo y vida durante años, esperando poder pensionarse con esta entidad, cosa que ya no sería posible de no ser contratados nuevamente.

Las y los trabajadores esperaron sin resultado por más de cuatro horas para ser atendidos por Lorena Patricia Aranda, directora del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar de la ciudad. El Cuarto Mosquetero se contactó con el área de comunicaciones del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) de la ciudad de Villavicencio, quienes indicaron que no fue posible atender a las y los trabajadores por encontrasen en reunión con los directivos de la sede principal de esta institución.