Denuncian incremento en la tarifa de energía en el barrio Guatapé 2 de Villavicencio

Los y las residentes del Barrio Guatapé etapa 2, reportan incrementos de más del doble en sus recibos de luz; esto ha generado inconformidades, puesto que las soluciones y las causas sobre el aumento no son claras.

Desde noviembre del año pasado, la tarifa de la factura generada por la Electrificadora del Meta (EMSA) ha ido en aumento mes a mes, y la comunidad desconoce la razón. “Seguimos teniendo los mismos electrodomésticos, no entendemos porqué mes a mes se sigue incrementando”, dijo Wilson Páez, integrante de la comunidad.

La usuaria Sandra Fierro expresa que las facturas desde noviembre no están contemplando la estratificación del sector. Los recibos pasaron de costar alrededor de 35.000 pesos en octubre, hasta llegar a los 100.000 pesos en el mes de enero. Ante los elevados costos, la comunidad ha presentado quejas y reclamos a través de la página web o directamente en las instalaciones de la EMSA. También indica que hicieron una visita a su casa en la cual, “me quitaron el contador, me hicieron una revisión y no encontraron nada, ellos no dan una respuesta”.

La comunidad también expresa que no les está llegando la lectura del contador, y que, por esto, no es posible realizar la comparación del consumo. “La lectura del medidor no está quedando. Antes le dejaban el papelito a uno para que uno pueda comparar, lo que quiere decir que pueden correr la numeración. Eso no lo sabemos, de pronto por eso están llegando caros los recibos también, eso no lo sabemos”, expresa Cecilia Valdez.

Junto a la problemática se han presentado apagones intermitentes y esto ha generado daños en los electrodomésticos, por lo que, la insatisfacción aumenta. La comunidad hace un llamado a los organismos de control al accionar de la EMSA. “Si son malos manejos la Contraloría y la Procuraduría, ¿por qué no han intervenido?”, dijo Wilson Paéz, con lo que concuerda Sandra Fierro, quien considera que “Si son malos manejos me permite decirle a la Superintendencia de Servicios Públicos que por favor ponga un alto”.

Otros Barrios afectados

En el barrio La Madrid se presentó una situación similar con el incremento de las tarifas, lo que llevó a este sector a realizar una jornada de «quematon», es decir, una quema pública de sus recibos de luz, la cual se realizó el pasado 08 de febrero. Durante esa jornada la comunidad manifestó que no pagarán el recibo público y que cerrarán vías o se presentarán en las instalaciones de la entidad para encontrar solución.

Ante este escenario, la electrificadora se reunió con los y las representantes de la comunidad de la Madrid el día 13 de febrero, la cual fue encabezada por el Gerente Comercial, Fabián Abisambra, y las y los presidentes de las diferentes etapas, “para resolver las inquietudes presentadas con respecto a la factura de energía”. Esto ocurrió en las instalaciones de la electrificadora.

Gladys Quevedo, presidenta de acción comunal de la etapa 1, le cuenta al Cuarto Mosquetero que en la sesión no se ofrecieron explicaciones sobre el porqué de los aumentos en la tarifa. Sin embargo, sí mencionaron que las equivocaciones en las tarifas se deben a casos específicos, por lo que se comprometieron a revisar el tema de las alzas.

Aunque las y los presidentes se reunieron con la entidad, en conjunto tomaron la decisión de radicar un derecho de petición para solicitar de manera formal, la revisión de cada caso. Previamente a la radicación se habían recogido alrededor de 200 firmas de los y las habitantes del sector afectado, las cuales acompañarán esta petición. Gladys Quevedo comenta que estos procesos toman su tiempo, puesto que la comunidad está a la espera de la revisión de los casos y a que los llamen, «Uno sabe que eso no se resuelve de la noche a la mañana», dijo Gladys Quevedo.

La preocupación en ambos barrios sigue presente, puesto que mientras se espera una respuesta y solución, el recibo de la luz les puede llegar el siguiente mes con el precio más elevado, lo cual mantendría las afectaciones económicas de la comunidad. “Que se pongan la mano en el corazón, que se pongan en los zapatos de nosotros, porque somos los que estamos pagando y llevando del bulto, que se den cuenta de que, si una persona trabaja de un mínimo o le alcanza para el arriendo, no le alcanza para mercar”, dijo Cecilia Valdez.

Hasta el momento, la EMSA no se ha pronunciado por medio de sus canales oficiales con respecto a la problemática con el sector de Guatapé, etapa 2. Desde El Cuarto Mosquetero no fue posible una comunicación con la gerencia o el área de prensa de la entidad la cual pudiera dar respuesta o una postura oficial con respecto a las inquietudes y preocupaciones que expresa la ciudadanía.

Más Populares

¡Conócenos!

Somos una Agencia, y el medio para impulsar la transformación a través de la comunicación.

Deja una respuesta