Luego de prometer grandes hazañas para proteger el ambiente en Colombia durante la COP26, el mandatario estuvo hablando con inversionistas del país arábigo que ha mostrado un interés evidente en extraer el oro del páramo de Santurbán. 

La Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático COP 26, es la conferencia de las partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y se está celebrando desde el 31 de octubre hasta el 12 de noviembre en  Scottish Event Campus (SEC), en la ciudad de Glasgow, Escocia. En esta conferencia se busca aumentar la ambición climática, desarrollar resiliencia y reducir las emisiones. 

El presidente Iván Duque hizo presencia en este evento con el fin de abordar diferentes temáticas y su compromiso para lograr disminuir los gases de efecto invernadero. A este encuentro asistieron más de 100 países para negociar y trazar metas con el fin de combatir la crisis climática. 

Uno de los objetivos de Colombia es lograr que para el año 2050 el país disminuya un 51% de gases de efecto invernadero y ser un país de carbono neutral. Por eso, durante la cumbre se estuvo buscando el apoyo financiero para lograr las metas a futuro.

La presencia del mandatario en la CPO26 mostrándose como un ambientalista que aboga por la protección del ambiente generó cierto desdén dada la desoladora situación de Colombia para los líderes y lideresas ambientales. Según la ONG Global Witness, el país se posicionó en el primer lugar como el más peligroso para quienes defienden el territorio con 65 asesinatos registrados en 2020, uno más que en 2019, donde se recopilaron 64 casos ocupando también el vergonzoso primer puesto. 

Cuando al Presidente se le cuestionó sobre los líderes y lideresas ambientales que siguen siendo asesinados en Colombia, argumentó que la captura de Otoniel, líder del Clan del Golfo, significa un avance para acabar con este flagelo, ya que, según dijo, este grupo armado ilegal ha sido responsable de varias de estas muertes, pero no se refirió a las acciones que deberían implementarse desde el Gobierno Nacional para proteger la vida de estas personas. 

Además, en el marco del evento, Duque informó que sometería al Congreso la aprobación del Acuerdo de Escazú, que protege a defensores y defensoras del territorio, pero ya no hay tiempo en esta legislatura y podría hundirse, según Noticias Uno. Además esta es la segunda vez que el Gobierno presenta el proyecto, pero, a diferencia de la primera oportunidad, el texto radicado no lleva mensaje de urgencia y lo más probable es que “los partidos de Gobierno y los gremios económicos hundan la ratificación del Acuerdo de Escazú”, mencionó la lideresa ambiental Mayerly López a ese medio.  

Pero lo que acrecentó la indignación de las y los colombianos en redes sociales fue que tres días después de haber estado en la cumbre ambiental, a Duque se le vio en Dubai, Emiratos Árabes Unidos, un país con evidente interés en la extracción del oro que se encuentra en el páramo de Santurbán.  

“Vamos a reunirnos con inversionistas en el sector minero energético, en el sector de energías también renovables, también quienes han manifestado interés en entrar al hidrógeno y quienes quieren hacer inversión en turismo y de servicios de valor agregado en nuestro país. Así que como lo hemos hecho en otras ocasiones, que esta sea también la oportunidad para concretar inversiones y abrirle comercio Colombia”, señaló Duque a su llegada al país arábigo.

Organizaciones ambientales, parlamentarios y comunidad defensora del territorio en general no tardó en mostrar su oposición a las gestiones del mandatario en Dubai, sobre todo teniendo en cuenta que la provincia Soto Norte, perteneciente al Páramo de Santurbán, existe un evidente interés de extractivismo minero por parte de  Minesa -Sociedad Minera de Santander-, de la que cual es propietario el grupo de inversiones de los Emiratos Árabes, Mubdala, que a su vez es dirigido por Khaldoon Al Mubarak, presidente de Manchester City y de quien es jefe Mohamed Bin Zayed, heredero del trono de Abu Dhabi, uno de los siete estados que integran dicho país.

Incluso el senador Iván Cepeda anunció que presentaría un derecho de petición para conocer si el páramo de Santurbán estuvo dentro de las conversaciones sostenidas entre Duque y los líderes árabes. 

Comunicadora social y periodista, con experiencia en prensa escrita, comunicación institucional y trabajo con comunidades vulnerables desde el enfoque de la participación política, defensa del territorio y comunicación para el cambio social.