Cartas al Adiós, un homenaje lírico a la muerte 

El más reciente trabajo literario del nicaragüense establecido en Villavicencio, Darwin Josué Meléndez, habla sobre la muerte, sus misterios y lo subestimado del valor del tiempo. 

Darwin Josué Meléndez Cox nació en lo que fue un protectorado británico llamado Bluefields, ubicado en las costas atlánticas de Nicaragua, que actualmente es una región autónoma. Desde hace más de 10 años concibió un profundo sentimiento de apego por Colombia, tanto así que actualmente trabaja como docente investigador en la Universidad Santo Tomás de Villavicencio. 

Se ha formado en distintas áreas de las ciencias sociales consiguiendo la licenciatura en Filosofía, Pensamiento Político y Económico y en Filosofía y Educación Religiosa. Además, cuenta con estudios en ciencias políticas, tiene una maestría en ciencias económicas y está cursando otra en Economía Solidaria para el Desarrollo Territorial. Su vida académica ha estado dividida entre Costa Rica, Colombia y Estados Unidos, donde actualmente busca certificarse en Estudios Afrolatinoamericanos en la Universidad de Harvard y aspira a conseguir un doctorado en la Universidad de Berkeley.

La escritura le apasiona desde que descubrió la lectura, en diversos autores descubrió el deleite de las historias y las emociones plasmadas en letras. Cuando leía se sentía animado y se percataba de que el idioma tiene gran poder de transmitir experiencias, ideas, pero sobre todo historias.

Su ejemplo a seguir es Ruben Dario, el máximo fundador del modernismo latinoamericano. Lo sigue desde secundaria y su poesía caló en él por “la capacidad de abstraer lo más bello de la realidad en palabras”. Darwin también siente que su introversión le ha llevado a generar un carácter más contemplativo con la realidad, esa que aspira a transmitir a través de letras, que encarnen en otra dimensión, ojalá en la del arte. 

El extranjero se inclina por lo narrativo, prefiere principalmente las novelas históricas, pero lo limitado de su tiempo solo le da para sumergirse en la literatura de investigación -gracias a su trabajo como docente investigador-. De hecho, no descarta la posibilidad de escribir algún día un texto de esta índole. 

Sin embargo, este año ha decidido inclinarse por lo lírico, pues la pandemia que azotó al 2020 reflejó un ejemplo claro de “lo frágil que es la vida y lo perennes que son las palabras y el arte. Cuando la muerte hacía y deshacía afuera o dentro de nuestros techos, de nuestras paredes, el arte, la cultura y las letras, nos mantenían vivos”, explicó el académico. 

Por eso escribió Cartas al Adiós: Poesía de la muerte y otros placeres, un libro con el que busca trasmitir realidad, crudeza y también significado. En sus páginas muestra su convicción de que “muchas veces se subestima el tiempo y la conciencia exquisita de estar vivos, de realmente sentir el aire, llenar nuestros pulmones y exhalar”.  

Eligió la muerte como tema principal de su escrito porque no hay semana o día en el que ella no pase por su mente, le resulta misteriosa y considera que el temor colectivo que genera es un reflejo natural: el instinto de supervivencia. “Es quizás el mismo que se le tiene a las inyecciones cuando éramos niños, qué es la solución a muchas cosas, es necesaria y solo le tenemos miedo porque es desconocida ¿Qué vida habrá después de la muerte? ¿Será ese el sello definitivo de estar vivo?”, mencionó Darwin.  

Su curiosidad por el significado de la muerte se acrecentó con un libro de Jose María Capdevila en el que leyó que la muerte es el único suceso que confiere a la humanidad la mayoría de edad, “porque todos somos niños mientras estamos vivos”, por eso, dado el contexto de crisis actual, decidió dedicarle unas letras a la muerte con versos que navegan entre lo claro y lo oscuro. 

Su libro está disponible en la Editorial ITA, la cual publicó su trabajo y tiene acceso a varias redes editoriales en Europa, Asia y demás continentes. Además, Darwin quiere que sus obras sean para el bien común, por eso, por cada ejemplar comprado, se donará otro a una causa justa.  

Con sus líneas, el nicaragüense espera que sus lectores disfruten y sean capaces de despertar sentimientos profundos e implícitos que les conecte al verdadero significado de lo que es la existencia.  

Más Populares

¡Conócenos!

Somos una Agencia, y el medio para impulsar la transformación a través de la comunicación.