VAN Y VIENEN: LAS PROMESAS, LOS PROYECTOS Y EL AGUA PARA VILLAVICENCIO

348

Por: Heinz Gamba #ElCuartoMosquetero

El 14 de Enero de 2019, fue la fecha elegida por los Ingenieros Wilmar Barbosa y Jaime Jiménez para rendir informes sobre los siguientes puntos: 1. Suministro de agua en la ciudad, estado de reparación del sistema de acueducto de la EAAV ESP y posibilidad de declaración de emergencia por la falta de abastecimiento; 2. Modernización de la PTAP de La Esmeralda: 3. Plan de reducción de perdidas; 4. Nueva bocatoma en Quebrada Blanca.

Según el representante legal del municipio, el primer tema está cubierto en la medida en que al parecer, a corte del 26 de febrero estarán subsanados casi todos los colapsos de los diferentes sectores del sistema de acueducto excepto el del Castrillo, en el que se supone están buscando el punto exacto de ubicación de los daños pero que según informan, aún no se ha encontrado la tubería que se supone esta bajo el río. Asegura además que un equipo especializado está en camino y que al parecer llegará a la fecha, para apoyar la solución de los daños que se constaten.

Respecto del segundo punto, afirma que es una inversión necesaria y que la EAAV ESP solo quedará endeudada por 20.000 millones de pesos porque el resto (24.000 millones de pesos) no le corresponde invertirlos a la empresa prestadora del servicio de acueducto. Respaldándose según él, en que la firma FICTH RATINGS calificó con BBB a la EAAV ESP en cuanto a la posibilidad de endeudamiento; garantizando hasta 66.000 millones de pesos de los cuales solamente según palabras expresas del señor Alcalde “solamente se tocaran 46.000 millones de pesos” (20.000 para la PTAP de la Esmeralda y 26.000 para el plan de sectorización).

No obstante, queda en el aire la pregunta ¿vale la pena una inversión de 20.000 millones de pesos en esta PTAP, cuando no existe una claridad de mejoramiento de la línea de distribución que garantice la llegada de agua apta para el consumo humano a los diferentes usuarios de la EAAV ESP?

En cuanto al tercer punto, afirma que “casualmente” se está iniciando el proceso de sectorización para superar el problema de pérdidas que según el mismo Alcalde estaba alrededor de 66%, pero teniendo en cuenta sus afirmaciones, actualmente ha disminuido hasta el 59%. Esto implicaría un avance significativo, no obstante, no se ha iniciado el proceso de sectorización para afirmar que una cosa es consecuencia de la otra, y por el contrario puede que esta disminución si sea resultado de la excesiva falta de abastecimiento de agua que en los últimos 8 meses ha tenido que afrontar la ciudad de Villavicencio.

Por último, nos da la gran noticia de que ya están proyectando la bocatoma que se supone se abastecerá de Quebrada Blanca y que se ubica hacia el sector de la Comuna Ocho por la vía que de Villavicencio conduce a Acacias. Sin embargo, para nadie es un secreto que en éste sector quienes han abastecido a las diferentes comunidades del servicio de agua y de forma autogestionada, autosostenida, autofinanciada y sin ánimo de lucro, han sido los acueductos comunitarios, muchos de ellos con mas de 30 años de funcionamiento. Frente a la pregunta ¿qué pasará con los acueductos comunitarios?, la única apreciación del Alcalde de la ciudad es que los acueductos comunitarios no son competencia para la EAAV ESP, ya que según él, mientras que la EAAV ESP debe soportar 1.600 litros por segundo para alimentar a un aproximado de 500.000 habitantes, con solo el 10% de dicha cifra se cubriría el servicio que asumen el total de los acueductos comunitarios de Villavicencio.

Vale la pena aclarar que en Villavicencio existen en aproximación 121 acueductos comunitarios (cifras de la Administración Municipal para mayo 2018), de los cuales solo uno de ellos asume un total de 140 litros por segundo para asistir a sus aproximadamente 5.000 suscriptores (125.000 villavicenses), no obstante las apreciaciones del Alcalde de la ciudad son totalmente desfasadas en la medida que con 160 litros por segundo no se cubriría ni el 50% de las comunidades que actualmente sostienen los acueductos comunitarios, situación que reitera la clara invisibilización que Barbosa ha tratado de generar respecto de la autogestión comunitaria del agua en Villavicencio. 

Aclara por último el señor Alcalde que en su gobierno se creó una oficina en apoyo a la gestión comunitaria de los prestadores del servicio de acueducto; es importante recordar que de no haberse desarrollado el cabildo abierto de acueductos comunitarios realizado en noviembre de 2016 y liderado por ACER AGUA VIVA (Red de acueductos comunitarios de Villavicencio) por medio del cual se exigió el apoyo prometido en el plan de gobierno por el señor alcalde pero incumplido hasta entonces, muy seguramente el representante de la administración municipal no habría asignado el presupuesto para adecuar la oficina con el título “Dirección De Servicio Públicos Municipal”.

En conclusión, según Wilmar Barbosa, a partir del 26 de febrero el abastecimiento del servicio de agua en Villavicencio mejorará ostensiblemente, y las deudas que actualmente le están endilgando a la EAAV ESP garantizarán un sistema de aducción, de potabilización y de distribución de punta para la ciudad de Villavicencio.

Sin embargo, gran parte de la comunidad Villavicense  después de varios años sufriendo de racionamientos repetitivos en los meses de lluvia por los múltiples colapsos de los diferentes sectores del sistema de acueducto; de soportar elefantes blancos como el de la línea de aducción inconclusa en Puente Abadía por más de 75.000 millones de pesos, después de muchas promesas incumplidas por las diferentes administraciones y dados los últimos 8 meses con racionamientos constantes debido a los diferentes colapsos del sistema de acueducto de la ciudad, con perdidas superiores al 50% y con endeudamientos actuales por más de 45.000 millones; optó por dudar y utilizar su legitimo y constitucional derecho a la manifestación, razón por la cual el próximo 16 de enero a las 6:00 am, realizará un plantón pacífico  en la avenida 40 en el Maizaro, como protesta a la situación que según miembros de las diferentes comunidades, ya llegó al punto máximo de aguante.

Amanecerá y veremos si las promesas de esta administración se cumplen, por lo pronto la comunidad sentará su voz de protesta y dejará muy claro que no admitirán mas promesas inconclusas, ni elefantes blancos en lo que a la EMPRESA DE ACUEDUCTO Y ALCANTARILLADO DE VILLAVICENCIO se refiere.

 

COMENTARIOS CON FACEBOOK
Compartir