Los y las habitantes del Centro Poblado Urías Rincón en Doncello, Caquetá denuncian incumplimientos y apatía por parte del Gobierno Nacional y la Agencia para la Reincorporación y la Normalización -ARN-, quienes no estarían entregando las obras acordadas y si lo hacen, las dan en mal estado.

Ejemplo de ello, es el restaurante que las entidades construyeron hacen poco en el centro de reincorporación que ayer, por las fuertes lluvias, se inundó.

«Mire, la situación está bien compleja porque se ha inundado todo lo del restaurante y ahí el que estaba era Chaparro que casi pierde la vida porque casi se ahoga», explicó uno de los firmantes de la Paz.

Esta construcción, que no ha sido aprovechada por la comunidad debido a las falencias que presenta, es un desperdicio de los recursos que se han destinado para la implementación de los acuerdos de Paz, según señaló el Centro Poblado Urías Rincón a través de su cuenta de twitter.

Adicional, ni el Gobierno ni la ARN han iniciado la construcción del puente que desde hace meses le vienen prometiendo y que es de suma importancia para mejorar la intercomunicación de ellos y ellas con otras zonas.

La ARN no se pronunció sobre esta problemática, sin embargo, anunció la construcción – con el apoyo del Ministerio de Vivienda-, de 75 casas en el antiguo ETCR el Yarí en Doncello por un valor de $5.250 millones; razón por la cual, las y los excombatientes alegan que Andrés Stapper, director de la ARN, le quiere “tumbar” 31 viviendas de las 106 que se habían comprometido a construir en ese territorio.

 

 

Frente a esto, el Integrante del Consejo Político Nacional y Senador de la República por el partido Comunes, Pablo Catatumbo visitó este asentamiento y se unió a la voz de rechazo a los incumplimientos por parte de la institucionalidad “que afecta la reincorporación”.

Recordemos que quienes hacen parte del Centro Poblado Urías Rincón fueron aquellas que por condiciones de inseguridad tuvieron que desplazarse del  Yarí.