En la ciudad de Villavicencio encontraron el cuerpo sin vida de María José Torres Astros de 33 años, una mujer transgénero que se caracterizaba por ser independiente, llena de alegría, que le gustaba participar en diferentes reinados de belleza y no solía tener problemas con nadie, según aseguraron personas cercanas a ella a El Cuarto Mosquetero.

La Policía recibió aviso por parte de la persona encargada del aseo en el hogar de María José, quien, al no recibir ninguna respuesta por parte de esta mujer, se dirigió a su hogar, la vio a través de la venta con un impacto de arma blanca en el pecho y dió aviso a las autoridades. Los hechos habrían ocurrido en horas de la madrugada del 17 de enero.

Allegados señalaron a este medio, que el posible autor material de terminar con la vida de María José sería su expareja sentimental, pues había antecedentes de agresiones físicas. Sin embargo, serán las autoridades competentes quienes determinarán quién fue el o los responsables y garantizar que se haga justicia.

La secretaria de la Mujer de Villavicencio, Viviana Palacios, rechazó el asesinato y hizo un llamado a que la investigación que se adelante tenga un tratamiento de transfeminicidio y no como un crimen más.

Por su parte, Raiza Geraldine Parra, referente departamental de la población LGBTI y vocera de la Fundación Color de Vida, rechazó lo sucedido y recalcó que este caso no puede quedar impune o ser tratado como un crimen pasional, pues este es el segundo homicidio que se ha presentado hacia la población LGBTI en el Meta en lo transcurrido del 2023. Además, menciona que es importante reconocer lo sucedido como un transfeminicidio.

Recordemos que el departamento del Meta continúa en los primeros cinco lugares a nivel nacional con mayores casos de violencia contra las mujeres.