A mediados de este año, la Alcaldía de Villavicencio puso en marcha un programa para que las y los adultos mayores hagan uso de los servicios brindados en los 20 Centros Vida distribuidos en el área rural y urbana del municipio. Estos lugares atienden en dos jornadas, de 7:00 de la mañana a 12:00 del día y de 1:00 a 6:00 de la tarde, con un cupo para 55 adultos mayores por cada centro, teniendo un total de 1.100 beneficiarios en toda la ciudad.

Estos lugares funcionan a través del contrato celebrado el 11 de junio del 2021 con la Unión Temporal Senectud No. 1127, el cual tiene como objetivo la “prestación de servicios para garantizar la atención de la población adulta mayor vulnerable en modalidad de Centros Vida del municipio de Villavicencio”, por un valor de dos mil ciento setenta y siete millones ciento treinta y siete novecientos ocho pesos m/cte ($2’177.137.908). Lo pactado en el documento debe cumplirse dentro de los 68 días posteriores a su firma. 

Sin embargo, en el Centro Vida del 20 de Julio, se encontraron algunas irregularidades, así lo han denunciado ediles de la Comuna Tres, Alejandro Canizalez y Jaime Pedreos, quienes en su visita realizada a ese lugar el pasado miércoles 25 de agosto, encontraron unas planillas con fechas del 26 al 30 de agosto firmadas por las y los beneficiarios. 

“Esto va en contravía de toda lógica y presuntamente ejerciendo un tema de unas cuentas de cobro, es decir, adelantarlas, incurre en algo más que en un error”, comentó Canizalez a El Cuarto Mosquetero. Además, cabe resaltar que dentro del contrato No. 1127, se estipula que los Centros Vida no funcionan los fines de semana, sin embargo, los días 28 y 29 corresponden al sábado y domingo respectivamente, lo que evidenciaría que, sin importar su ausencia, las y los adultos estarían firmando planillas para días que no han llegado.

Dada la situación, los ediles solicitaron a la Alcaldía de Villavicencio que se realicen visitas frecuentes a los diferentes Centros Vida en la ciudad para verificar que las y los abuelitos estén recibiendo todas las garantías ofrecidas en estos lugares y que, como sucede en el punto del 20 de Julio, no aparezcan planillas firmadas en días que no han pasado. 

Desde El Cuarto Mosquetero nos contactamos con la coordinadora del Centro Vida del 20 de Julio, Laura Barbosa, quien señaló que las planillas corresponden a un registro de asistencia que suele adelantar el personal de logística, con el fin de alivianar el trabajo futuro, por ende, aseguró que no se está incurriendo en alguna falta, ya que los documentos no corresponden a registros de entrega de alimentos. Además, hizo la invitación a que se acudiera a verificar la prestación de servicio en ese lugar. 

También nos comunicamos con Paola Caicedo, secretaria de Gestión Social Municipal, quien afirmó que verificaría el caso. 

Comunicadora social y periodista, con experiencia en prensa escrita, comunicación institucional y trabajo con comunidades vulnerables desde el enfoque de la participación política, defensa del territorio y comunicación para el cambio social.