La crisis en Afganistán es la noticia más relevante a nivel internacional en el momento. Desde este país se han transmitido imágenes de personas desesperadas huyendo, miles de tropas de los Estados Unidos y de sus aliados abandonando la nación ubicada en Asía central y el regreso del talibán. Estos son los aspectos más destacados de esta gran crisis humanitaria, política y económica. ¿Qué está pasando en Afganistán? ¿Cómo entender la crisis? Aquí, en El Cuarto Mosquetero, les contamos en diez pasos, las claves para entender la crisis afgana. 

1. Algo de historia. Afganistán es un inmenso país en Asía central, su población es en gran mayoría rural y con fuertes conexiones con sus tradiciones más antiguas, por ejemplo, el pueblo pastún. Es por esto que el país está dominado por tribus y facciones. A decir verdad, familias con un linaje histórico son la mayoría en la nación musulmana. En 1978 estalló la revolución de Saur liderada por el Partido Democrático Popular de Afganistán(comunista), que derrotó al presidente Mohammed Daud Khan. Esto generó una serie de levantamientos contra el nuevo régimen, especialmente de fundamentalistas islámicos y tribus rebeldes. La consecuencia fue la intervención de la Unión Soviética, que a su vez propinó la ingreso en el conflicto de los Estados Unidos, quienes patrocinaron con dinero y armamento a los fundamentalistas islámicos que luchaban contra las tropas comunistas. 

2. Cae el muro de Berlín. Las tropas soviéticas no consiguieron derrotar a los muyahidines para el final de la década de los ochentas. Posteriormente, Gorvachov se planteó el retiro del ejército de la URSS como camino para aflojar las tensiones internas del partido en Moscu. Finalmente, en 1989 cae el muro de Berlín y empezó el colapso de la Unión Soviética, que no tuvo otro camino que retirar a sus tropas de Afganistán, dejando el camino libre para que los fundamentalistas islámicos, apoyados por Estados Unidos, tomaran el poder en 1992. Para 1994 surgió una nueva fuerza militar y política en el país, el talibán, quienes ganaron poder en grandes extensiones del país, hasta que finalmente llegaron a la capital Kabul, en 1996. Posteriormente, el nuevo gobierno genera una alianza con una fuerza terrorista relativamente nueva, al qaeda de Osama Bin Laden. Estos mueven su centro de formación para la yihad a Afganistán.

3. El atentado del 11 de septiembre de 2001. Tras los atentados el gobierno de los Estados Unidos lanzó una cruzada moderna para hallar a los responsables del ataque terrorista. En poco tiempo se develó que los autores intelectuales estaban alojados en Afganistán y que su gobierno -el talibán- daban protección, seguridad y apoyo a este grupo terrorista. La invasión de los Estados Unidos y sus aliados destruyó el gobierno talibán, instauró un nuevo gobierno (de corte democrático y proclive a las políticas de occidente) e inició la cacería contra los principales lideres de Al Qaeda.

4. Fracaso en la guerra en Afganistán. Con el paso de los años, las bajas humanas y el alto costo económico de la guerra para los Estados Unidos, se empezó a barajar la idea de abandonar el país, dejando a un gobierno y fuerzas armadas lo suficientemente fortalecidas para hacer frente a la amenaza que representaba al qaeda y el talibán. El plan consistía en entrenar, suministrar equipamiento, dinero y asistencia técnica al país asiático. 

5. Acuerdo de Doha, Qatar. El gobierno de Donald Trump autorizó las conversaciones entre los Estados Unidos y los talibanes, fue así como el 20 de febrero de 2020, ambas partes suscribieron el acuerdo que entre cosas contemplaba, el retiro de las tropas aliadas de la OTAN y como compromiso talibán, no permitir que el territorio afgano fuera utilizado como trampolín para amenazar la seguridad de la nación del norte. Es decir, Estados Unidos desde hace más de un año reconoció a los talibanes como la fuerza más importante del país. Iniciaba el colapso del débil gobierno democrático afgano 

6. Los talibanes toman el control. Con el inicio del retiro de las tropas y personas diplomático de los Estados Unidos en Afganistán desde hace varios meses atrás, los talibanes fueron avanzando de manera incontrolable. El ejército afgano fue incapaz de hacer frente a esa amenaza, las deserciones y la perdida de ciudades no se hicieron esperar. El colapso del gobierno fue rápido y para el domingo 15 de agosto de 2021, los talibanes toman la capital del país, Kabul. 

7. ¿Habrá enfrentamientos entre los talibanes y las fuerzas de los Estados Unidos? Es poco probable. El retiro del personal militar y diplomático de los Estados Unidos se da en el marco de los acuerdos de Doha, Qatar. Por lo que resulta poco probable un enfrentamiento. Ahora bien, ante el desorden institucional del país, hombres armados en las calles, civiles corriendo intentando huir y la milicia estadounidense dentro del aeropuerto de Kabul, es probable que se suscite alguna escaramuza armada, pero en todo caso serán hechos aislados. 

8. ¿Qué pasó con el ejercito afgano entrenado y equipado por los Estados Unidos? Apuntar a una sola razón del desplome del ejercito de Afganistán es una tarea complicada, ya que pueden existir muchas razones para explicar este acontecimiento, incluso factores culturales. Se entiende que la moral de las tropas no era la mejor, no existía una voluntad real de lucha contra los talibanes, a quienes muchos soldados reconocen como sus hermanos tribales. Así mismo, la dependencia a las fuerzas armadas de los Estados Unidos, quienes eran los responsables de la logística aérea y de insumos militares, pudo generar un golpe moral a las tropas locales, que vieron sin su gran aliado muy pocas posibilidades de triunfo. 

9. ¿Por qué huye la población civil? Antes de la invasión de los Estados Unidos en el 2001, durante el gobierno del talibán, se desarrollaron una serie de prácticas contra la población, que incluían la pena de muerte por crímenes como el robo, la infidelidad, especialmente de las mujeres, la tortura y las detenciones sumarias. Todos estos actos sin la tutela de un juez o juicio que garantizara los derechos de los acusados. Igualmente, este gobierno es recordado por la población como aquel que no permitía que las mujeres se educaran o trabajaran, además del precario acceso a la salud y el desempleo. 

10. ¿Es probable que algún estado intervenga en Afganistán para sacar del poder al talibán? En el corto o mediano plazo la respuesta es no, toda vez que el retiro de Estados Unidos del país se hizo bajo los acuerdos de Doha. Es decir, la primera potencia mundial sabía con anterioridad las consecuencias de su retiro y del poder que ostentaba las milicias afganas y, a pesar de ello evacuó el país asiático. Lo último que considera Joe Biden es volver a poner tropas en la problemática Afganistán. De otro lado, Europa no contempla ni lejanamente esa posibilidad por el alto costo militar, económico y político, las potencias no se quieren inmiscuir en semejante embrollo que representa Afganistán. Además, es mejor una nación medianamente estable, con el régimen que sea, a abrir un frente de guerra que ya todos saben lo que sucedería: los afganos ganarían por desgaste, tal cual lo muestra la historia. 

Por otra parte, China y Rusia ven con muy buenos ojos el retiro de los Estados Unidos, de hecho, Rusia ha celebrado públicamente el retiro y ha culpado a los Estados Unidos de la desestabilización. China, por su parte, le conviene negociar, entre otras cosas, obras de infraestructura de la nueva ruta de la seda, con un gobierno abiertamente antioccidental, que negociar con un presidente títere de Norteamérica. En este sentido tanto Rusia y China reciben la situación con cierto beneplácito. 

En este orden de ideas queda la poca eficiente Naciones Unidas, que, en el mejor de los casos, recurrirá a la retórica para referirse a la crisis que se viene en Afganistán, especialmente en materia de derechos humanos y en asuntos de la mujer. Nada en la práctica. En ese sentido, es muy probable que las potencias acudan a las famosas sanciones económicas para golpear al régimen, algo que a los afganos les importa poco o nada. Finalmente, queda el Consejo de Seguridad, pero allí nada sucederá, toda vez que China y Rusia tiene capacidad de veto. 

Comunicador social, periodista y escritor ibaguereño, pero formado en los Llanos Orientales. Es el autor de una serie de cuentos y relatos que dan un acercamiento a la cosmovisión del autor en el realismo. Además, es el autor de la novela El Susurro de las Tripas, el primer intento para la construcción de un universo literario inspirado y desarrollado en los Llanos Orientales.