La ciudadanía en general, lideres, lideresas, defensores y defensoras de derechos humanos, comunidades, firmantes de la Paz, entre otros, realizaron hoy una peregrinación que se movilizó del Planetario Distrital a la Plaza de Bolivar en Bogotá, para exigir respeto por la vida, integridad y seguridad de sus compañeros y compañeros que están siendo asesinados en Colombia.

« El proceso de reincorporación necesita de acciones concretas que blinden y garanticen la dignidad de no solo los firmantes, sino también de sus familias», aseveró Ximena, una de las voceras de esta actividad que se viene realizando desde 2020, fecha desde la que vienen realizando múltiples peticiones al Gobierno Nacional para mejorar sus condiciones.

 

Dentro de los reclamos que vienen realizando está la transformación de la Resolución 4309 de la Agencia para la Reincorporación Nacional -ARN-, que impide la extensibilidad de los derechos de las viudas e hijos.

Así mismo, que se les reactive el seguro de vida e implemente un seguro exequial para las y los firmantes, al igual que la construcción de manera participativa de mapas de riesgo territorial -que se deben estar actualizando constantemente-, para las comunidades, colectivos, defensores y defensoras de DDHH, excombatientes, entre otros, sobre todo en los departamentos del Meta, Antioquia, Nariño, Cauca, Norte de Santander, Valle de Cauca, Caquetá y Putumayo, donde más hechos de violencia y asesinatos se han registrado desde la firma de los Acuerdos de Paz.

Frente a esto, este movimiento hizo un llamado a los y las colombianas y la comunidad internacional para que al igual que los que participan de la peregrinación, “se pongan las botas por la Paz” y defiendan este proceso y a las personas y familias que sueñan y trabajan por lograrlo.

De acuerdo con INDEPAZ, desde la firma de los Acuerdos de Paz, en el país se han asesinado 1322 lideres y lideresas y 306 firmantes de todas las edades.