Este 7 de diciembre, se observó en algunos sitios de la capital del Meta, que los murales que han realizado por jóvenes artistas sobre la pugna social de diferentes sectores y en especial, la lucha que adelantan las mujeres por el derecho a decidir sobre sus cuerpos. 

Algo que llamó la atención de la ciudadanía que apoya el movimiento social y feminista, es que, en el puente peatonal de la Avenida 48 frente al centro comercial Viva, donde hay varios tipos de pinturas con diferentes expresiones y mensajes, la que hacía referencia al movimiento feminista, fue la única censurada. Hasta el momento no se tiene indicio del responsable. 

También, en la plaza Los Libertadores, se vio algunas personas pintando sobre los murales que estaban en una de las esquinas y que contenían mensajes de lucha social. 

Dados los sucesos, las reacciones no se hicieron esperar. Jessica Quevedo, de la Colectiva de Acompañamiento Llanero (Coalla), se pronunció en redes sociales. 

La Batucada feminista de Villavicencio, también se pronunció al respecto. A través de un comunicado mostró rechazo y afirmó que lo sucedido “es un mensaje directo de anulación, censura e imposición contra las bases sociales, movimientos, colectivas e iniciativas locales”.

Estos murales, se han realizado de manera autogestionada, en el marco de actividades políticas y culturales amplias y participativas. Allí, dice el documento de la organización feminista, más de 100 mujeres habían expresado sus sentires, opiniones y sueños alrededor de estos espacios. 

De hecho, el mural del puente ubicado frente al centro comercial Viva, había sido realizado por Coalla junto a Imperfecta y artistas feministas, estaba inspirado en la lucha histórica que han emprendido las mujeres colombianas y latinoamericanas por la despenalización del aborto, el cual está dentro de las agendas políticas de las colectivas feministas. Este tema está siendo deliberado por la Corte Constitucional, gracias al movimiento Causa Justa. 

“Este mural, se había realizado en el marco de la agenda del 25 de noviembre de 2021, como estrategia de visibilización y libre expresión contra las violencias hacia las mujeres; no duró más de 15 días y su ocultamiento acalla nuestras voces”, reclamó la organización feminista, que también cuestionó la coherencia a la hora de promover acciones de prevención de violencias basadas en género mientras se evidencian actos de censura. 

Dada la situación, la Batucada Feminista exigió al gobierno local y departamental que se de respuesta de quien los borró, teniendo en cuenta que son entidades que dan los permisos para la intervención de los espacios.

También pidió, entre otras cosas, que el responsable “enmiende esta acción de violencia garantizando al menos dos jornadas para la re-instalación del mural (sus materiales y reconocimiento por la labor artística) del peatonal del CC VIVA Av. 40”.

En cuanto a los murales de la plaza Los Libertadores, el gobernador del Meta, Juan Guillermo Zuluaga, publicó en redes sociales que se trata de una actividad decembrina.

Ante esto, Alejandra Mayorga, representante de la Veeduría Mujeres Libres de Violencia en Villavicencio, mostró su inconformidad señalando que el mandatario “censura el arte urbano, arte que viene reivindicando las luchas sociales en la ciudad, y que hoy, con la excusa de “embellecimiento de la ciudad” los borra”. 

Hasta el momento, ninguna de las entidades competentes se ha pronunciado respecto a las inconformidades por la censura a los murales.

Comunicadora social y periodista, con experiencia en prensa escrita, comunicación institucional y trabajo con comunidades vulnerables desde el enfoque de la participación política, defensa del territorio y comunicación para el cambio social.