Convites para la vida, fue un programa radial que se llevó a cabo durante cerca de tres meses en este 2020, y el cual fue organizado por Censat Agua Viva, con apoyo de Fundaexpresion, Comunidades Setaa y el Colectivo de Reservas Campesinas de Santander.

En su quinto capítulo, este programa abarcó todo sobre el sistema económico actual, el cual demanda un uso exagerado de materia prima y energía, y vierte cada día millones de toneladas de residuos en el planeta. Esta situación compromete la calidad y modo de vida de poblaciones vulnerables. Usamos y tiramos, y olvidamos hacia dónde van nuestros desechos, muy al estilo capitalista.

El relleno doña Juana en Bogotá, recibe aproximadamente 6.830 toneladas de basura diarias, de esta, entre el 50 y el 60% son residuos orgánicos. Como este, muchos de los rellenos de Colombia y el mundo, se constituyen en una bomba social que afecta a las poblaciones del sur de Bogotá que han visto su salud profundamente deteriorada. Esto se evidencia en las noticias que han salido de las comunidades movilizándose y haciendo diferentes tipos de denuncias.

Además, en los océanos existen islas artificiales literalmente hechas con plásticos vertidos en el mar. El plástico cubre suelos y aguas que deberían producir alimento, mientras desechos orgánicos destruyen la calidad de las aguas. A nivel internacional, existe el proyecto Basuras Cero, que busca reducir una gran cantidad de materiales, así como promover la fabricación de productos de larga vida útil, pues actualmente todo lo venden absolutamente desechable.

La contracara de este grave panorama, lo brindan miles de personas, colectivos, organizaciones y procesos que se esfuerzan en el mundo, y también en el país, por tener una relación más armónica con la naturaleza. Sin embargo, son actores desconocidos para la opinión pública. En las ciudades colombianas, un movimiento social crece desde abajo, es decir, está asumiendo ese control sobre sus bienes naturales y promueven procesamientos de sus residuos orgánicos

Otras múltiples alternativas avanzan transformando las relaciones de las personas con la naturaleza y haciendo apuestas organizativas que mejoren los espacios públicos, por eso, en este quinto capítulo, los invitados fueron Gloria Andrea Sánchez, administradora pública, profesional en ambiente y desarrollo, caminante de la tierra y promotora de la paca digestora Silva; Guillermo Silva, creador de la paca digestora Silva y tecnólogo forestal de la Universidad Nacional en Medellín; y Fernando Peñuela, coordinador del mercado agroecológico Sembrando Confianza, director creativo de Kalpata en Medellín y creador de arte y cultura de la ONG ClimaLab en Bogotá.

¿Te gustaría saber como componer comunidad descomponiendo residuos? ¡Escucha este podcast!

Comunicadora social y periodista, con experiencia en prensa escrita, comunicación institucional y trabajo con comunidades vulnerables desde el enfoque de la participación política, defensa del territorio y comunicación para el cambio social.