Tras 22 años de concesión a un privado, Villavicencio tendrá una empresa propia para operar el alumbrado público

Empresa de Tecnología y Servicios ‘Alborada’, es el nombre que llevará la entidad 100 % pública, que de ahora en adelante se encargará de operar el alumbrado público de Villavicencio. Tras más de 20 años de estar bajo una concesión que generaba millonarias utilidades a un privado, este hecho se constituye ahora como un hito histórico. 

En 1998, se entregó el alumbrado público del municipio al ‘Consorcio Iluminación de Villavicencio’, una empresa privada que a lo largo de 22 años operó y administró todo lo concerniente a la iluminación de la ciudad, beneficiándose de las utilidades que se generaban con este negocio.

Aunque el contrato de concesión finalizó el 04 de abril del 2019, se realizaron varias prórrogas durante los meses siguientes, hasta diciembre, cuando el Juzgado Segundo Administrativo Oral del Circuito de Villavicencio ordenó suspender de inmediato estas prolongaciones con una medida cautelar de urgencia. 

Para contextualizar: ¡Consabido avivato, busca municipio incauto!

De esta manera, se le ordenó al municipio no realizar pagos por concepto de modernización del sistema, con lo que se dejó de pagar más de 14 mil millones de pesos, cifra que la administración anterior se había comprometido a cancelar por concepto de modernización, pero que ya hacía parte de las obligaciones que el consorcio asumió hace 20 años, por lo que, el juzgado consideró inconcebible que en ese tiempo no se hubiere modernizado el sistema. 

Además, varios dirigentes del Meta, aseguraron en su momento que la pasada Alcaldía de Villavicencio pretendía entregarle de nuevo la operación del alumbrado público por otros 20 años a William Vélez, dueño del Consorcio Iluminación Villavicencio. Como si fuera poco, las dos compañías que se presentaron a la invitación pública que hizo el municipio, para conformar la sociedad de economía mixta, también son del empresario, según le dijo el veedor del proceso Efraín Mojica a El Tiempo.

Preocupado por la situación, el ciudadano David Mora, había interpuesto una acción popular en 2019, con respecto a la prórroga No. 4 de esta concesión, dentro de la que figuraba la modernización del sistema y con la que se buscaba comprometer 55 mil millones, cifra que pagaría el municipio en un periodo de 20 a 30 años, por lo que, “dicho valor podría poner en riesgo notoriamente el patrimonio público del municipio de Villavicencio, toda vez que no sería únicamente el valor inicial sino que el mismo incrementa con el pasar de los años pactados para su pago, lo cual podría hasta triplicar el valor inicial”, se lee en el documento.

Le puede interesar: ¿Gobernación del Meta defenderá concesión del alumbrado público de Villavicencio?

Además, el alcalde anterior, según el demandante, buscaba crear un proyecto de acuerdo con el fin de crear una empresa mixta para el alumbrado público, “Después de 20 años, la concesión está obligada a entregarnos el 100% del alumbrado público, de las luminarias, de la operación, de la administración, del mantenimiento y de la infraestructura a la ciudad de Villavicencio, iba a ser 100% nuestra y el esquema buscaba entregarle el 49% a un privado y el 51% a un público”, dijo en una rueda de prensa, realizada el 25 de febrero del 2020. 

El actual alcalde de Villavicencio, Felipe Harman, durante su etapa de concejal, también se opuso a esta concesión. En una rueda de prensa realizada en abril del 2019, manifestó que, la pretensión de crear una empresa mixta que se haga cargo del servicio de alumbrado público en la ciudad es una estafa. “Cómo están los pliegos, los tipos van a hacer lo que se les da la gana en esa empresa. ¿Y que pone el municipio? La plata. Está alrededor de 25 mil millones de pesos al año por tema de alumbrado público”, afirmó en su momento el ahora mandatario municipal, quien prometió durante su campaña, que no continuaría permitiendo prórrogas en esta concesión.

En diciembre del año pasado, el Tribunal Administrativo del Meta, le dio la razón a Mora y al equipo que representó en la acción popular. El órgano ordenó a la Alcaldía que en menos de tres meses se garanticen y gestionen las condiciones necesarias para brindar directamente el servicio en la ciudad. 

Además, el Tribunal le ordenó a la Concesión Iluminación Villavicencio, prestar el servicio de alumbrado mientras el municipio adopta las medidas para poderlo garantizar. Y aclaró que, si antes de los tres meses la Administración Municipal puede asumir el servicio, deberá informar a la concesión para proceder a su prestación.

Pero la concesión parecía no querer admitir la derrota y preparar la retirada. En noviembre del año pasado, presentó ante la Alcaldía una propuesta para que, a cambio de instalar el alumbrado navideño, la Administración le pague una millonaria suma de dinero y acepte que el contrato se prorrogue hasta un año más. Harman rechazó el planteamiento: “No vamos a alargar una concesión que solo ha dejado oscuridad y atraso”, aseguró.

En la propuesta figuraba el pago de más de dos mil millones de pesos, una cifra que sería asumida por el municipio y la ciudadanía, a través del pago del impuesto de alumbrado público. Situación que en medio de una crisis como la actual a causa del covid-19, no se muestra viable. 

De esta manera, expresó el Alcalde, se busca proteger los más de 15 mil millones de pesos anuales que genera el impuesto de alumbrado, y que por más de 20 años ha estado en manos de un tercero. Fue por esta razón que no se instaló el tradicional alumbrado navideño en Villavicencio el año pasado.

Así que, tras la decisión del órgano administrativo en diciembre del 2020, el Concejo Municipal, aprobó la creación de una empresa 100% pública, inteligente y de tecnología, que se encargue de la operación del alumbrado público en Villavicencio. Este 9 de febrero, poco más de un mes después, el Alcalde presentó oficialmente la Empresa de Tecnología y Servicios ‘Alborada’. 

Esta entidad reemplazará a la Concesión Iluminación Villavicencio, y será administrada por el municipio para impulsar y modernizar la ciudad. “La empresa se llamará Alborada porque es una luz después de 20 años de oscuridad”, afirmó Harman. 

‘Alborada’ no solo se encargará de operar el alumbrado público sino que además, será responsable de hacer que la ciudad tenga una transición a otros servicios tecnológicos. Por lo tanto, se tiene planeada la instalación de 5.000 luminarias LED en la ciudad, con 11 barrios priorizados para disminuir la inseguridad. Así mismo, brindará a escuelas y colegios conectividad en barrios vulnerables. La movilidad también tendrá participación en esta nueva empresa, pues contará con parqueo inteligente, y procesos como registros nacionales de tránsito. La empresa tendrá un presupuesto de 350 millones de pesos, los cuales serán aportados por el municipio para que inicie sus operaciones.

Shirly Forero Garcés

Comunicadora social y periodista, con experiencia en prensa escrita, comunicación institucional y trabajo con comunidades vulnerables desde el enfoque de la participación política, defensa del territorio y comunicación para el cambio social.