Falleció Haydeé Vallino, una de las fundadoras de Abuelas Plaza de Mayo en Argentina

El luto vistió a las Abuelas de la Plaza de Mayo este jueves para despedir a Haydeé Vallino de Lemos, una de sus compañeras fundadoras que luchó incansablemente por encontrar a sus familiares desaparecidos durante la dictadura militar en Argentina. El hecho lo dio a conocer la organización de derechos humanos.

Desde 1976 y hasta 1983, en Argentina se estableció la dictadura militar autodenominada Proceso de Reorganización Nacional, la cual se caracterizó por instaurar un plan sistemático de terrorismo de Estado. Durante este régimen, se produjeron miles de desapariciones, asesinatos, torturas, violaciones, apropiación de menores y exilios forzosos, que han sido judicialmente calificados como genocidio. 

Haydeé Vallino de Lemos fue una de las tantas víctimas que dejó este periodo de gobierno. Dedicó la mitad de su vida a perseverar y resistir en la búsqueda de sus hijos María del Consuelo, Mónica María y Mario, todos tres desaparecidos por la dictadura. 

Su hija, Mónica fue desaparecida junto a su esposo Gustavo Lavalle. Ella tenía ocho meses de embarazo. Con ellos, también fue raptada su bebé María, de 14 meses de edad.

Su lucha inició en 1977, cuando luego de la desaparición de sus hijos y nietas, ella junto a su esposo, se levantaba temprano para salir a buscarlos. Establecían los lugares a donde ir y luego se encontraban en la noche.

Posteriormente, ese mismo año, integró el primer grupo de madres y familiares que se empezaron a reunir en la Plaza de Mayo, que entonces fue conocido como Madres Plaza de Mayo y de la que fue una de sus 14 creadoras. Allí, las y los manifestantes reclamaban la aparición con vida de sus hijos y nietos.

En octubre de 1987 recuperó a su nieta, nacida en cautiverio y apropiada por la dictadura. María José Lavalle Lemos es la nieta recuperada número 38. Había sido registrada como hija propia de una mujer policía y su marido. 

De inmediato la niña se fue a vivir con sus abuelos. “Quiero decir que a María José la pudimos encontrar gracias a las Abuelas. Porque si no me hubiera unido al grupo, no la hubiera encontrado. Solas no hubiésemos logrado nada”, solía decir Haydeé. 

La lideresa falleció a sus 100 años, y en poco más de un mes, habría cumplido 101.

“Hasta que la salud se lo permitió, siguió asistiendo a la sede de Abuelas para continuar con la búsqueda de los nietos y nietas de sus compañeras. Era conocida por sus comentarios agudos. María y María José la acompañaron siempre, sus dos nietas, fueron aprendiendo de ella y se incorporaron a la Asociación. Hoy María José es la responsable del área de genética y María, psicóloga de profesión, fue integrante del equipo terapéutico de Abuelas”, está escrito en un comunicado emitido por Abuelas Plaza de Mayo.

“Se va una parte de la historia de Abuelas, fue una de las 12 mujeres que hace ya casi 43 años se dieron cuenta que debían unir fuerzas para encontrar a sus nietos y que dejaron todo en esa búsqueda de Memoria, Verdad y Justicia. Que en paz descanses, querida Haydeé, tu legado de amor sigue vivo en tus nietas y en nuestros entrañables recuerdos de vos”, concluye el documento. 

 

Shirly Forero Garcés

Comunicadora social y periodista, con experiencia en prensa escrita, comunicación institucional y trabajo con comunidades vulnerables desde el enfoque de la participación política, defensa del territorio y comunicación para el cambio social.