Abby Stein, la trans que desafió la comunidad jasídica

Los jasídicos se originaron en Hungría y se instalaron en el barrio estadounidense de Williamsburg (Brooklyn), durante la Segunda Guerra Mundial. Tienen unas normas muy estrictas, sobre todo para las mujeres, y el contacto con el exterior está completamente prohibido.

De esta comunidad ortodoxa, proviene Abby Chava Stein, la primera mujer abiertamente transgénero, nacida y criada dentro de una comunidad jasídica. Siendo el primogenito de su familia, la cual pertenece a la décima generación descendiente del “Baal Shem Tov” (el fundador del movimiento jasídico), sacar a flote su verdadera identidad de género, fue un desafío que le tomó bastante tiempo afrontar. Y no es para menos, desde el siglo XVIII, su linaje tanto por parte materna como paterna era “rebes”, que a diferencia de los rabinos, se catapultan como líderes carismáticos que adquieren ese título principalmente por herencia.

El miedo de Abby por mostrar lo que verdaderamente es, se prolongó tanto que en el 2010 llegó a casarse y tener un hijo porque así lo ordenaba su comunidad. En entrevista para la BBC, comentó “Aunque yo sabía que en verdad era una mujer, tenía un matrimonio pactado, como todo el mundo en la comunidad jasídica. Naces, comes, respiras, te casas a los 18 (..) Mi mujer tenía que provenir de una dinastía rabínica (…) Fraidy y yo nos conocimos durante 15 o 20 minutos, y después ya estábamos comprometidos. No nos vimos de nuevo hasta el día de nuestra boda, un año más tarde (…) cuando Fraidy se quedó embarazada, lo pasé muy mal. Era como si todo –el género, la religión, mi familia, mi hijo—estuviera colapsando sobre mí y golpeándome.”.

Un año después, Abby tomó la tablet de un amigo y se escondió en el baño de un centro comercial para buscar información sobre su identidad de género (dentro de las comunidad jasídica, no se permite el acceso a televisión, cine, libros ni internet). “Lo primero que busqué fue en idioma hebreo si un varón podía convertirse en mujer, ya que no dominaba el inglés. Eso me llevó a la página hebrea de Wikipedia que hablaba de transgénero”, contó en una conferencia organizada por la ONG argentina Limud BA. Esta decisión hizo que la familia de su esposa, la obligara a dejarlo y llevarse con ella a su hijo.

Ya en el 2012, Stein decidió abandonar la comunidad jasídica con el apoyo de la ONG “Footsteps” (Paso a Paso) que se dedica a acompañar emocional y financieramente a personas que abandonaron las comunidades ultraortodoxas. En esa organización, encontró a personas que eran como ella, y desde entonces, se convirtieron en sus amigas más cercanos.

Tres años después, Abby decidió a empezar con el proceso de transformación para verse, desde su perspectiva, como una mujer. Dar este paso le costó la relación con su padre, quien no le volvió a dirigir la palabra, al igual que su mamá y algunas de sus hermanas. Por suerte, aún mantiene contacto con uno que otro familiar. Referente a su hijo, logró una custodia compartida con su exesposa, quien aún hace parte de la comunidad. Actualmente cursa Estudios de Género y Ciencias Políticas. Es escritora, educadora y conferencista y ayuda a gente ultraortodoxa que está en la misma situación por la que ella pasó.

En agosto del 2019 publicó el libro “Become Eve”—“Convertirme en Eva”—, un texto autobiográfico que narra los detalles de su vida, su lucha y los detalles de su transición de rabino ultraortodoxo, a mujer.

Shirly Forero Garcés

Comunicadora social y periodista, con experiencia en prensa escrita, comunicación institucional y trabajo con comunidades vulnerables desde el enfoque de la participación política, defensa del territorio y comunicación para el cambio social.