A espera del resultado de la mesa de negociación, ¿Irán los camioneros a paro?

El pasado 15 de febrero, camioneros de todo el país se unieron a su primera manifestación de este 2021, reclamando el alza en el precio de los peajes y de los insumos para el rodamiento de sus vehículos. La mayor inconformidad de los transportadores del Meta, es el valor de los peajes de la vía Bogotá – Villavicencio, los más costosos del país, pese a los constantes derrumbes que allí se presentan. 

En la capital del Meta, los conductores se encontraron en el parqueadero del Kuarzo y se dirigieron hasta el Terminal de Transportes de Villavicencio y luego giraron para retornar hacia el parque Los Fundadores. Cerca de dos horas duró esta manifestación pacífica, en la que los camioneros mostraron su desacuerdo con las condiciones que ha establecido el Gobierno Nacional para ellos, reclamaron por el alza en los peajes de la vía al Llano, donde se pagan los más caros del país, a pesar de los constantes derrumbes que se presentan en ese recorrido. 

Estos peajes, pese a estar congelados, en marzo volverán a incrementar su valor con autorización de la Agencia Nacional de Infraestructura y del Ministerio del Transporte. Juan Carlos Castro, presidente de la Asociación de Camioneros del Meta, le comentó a El Cuarto Mosquetero que el incremento, tanto en el precio de los peajes, como en el del combustible, afecta directamente a las y los consumidores, dado que los transportadores se verían obligados a aumentar el valor del transporte de la mercancía, y a su vez, los productores deberán subir el valor de sus insumos. 

(Le puede interesar: El informe que visibiliza a mujeres dentro de la política en Colombia.)

“En pandemia nosotros fuimos los héroes. Por suerte, ninguno se contagió o falleció. Pero ahora en la reactivación económica, volvieron los atropellos contra nosotros”, afirmó Castro. Y es que no solo se han visto afectados por los incrementos en los precios del peaje y el combustible sino por el plan de chatarrización para descontaminar el ambiente. 

Con este programa, presentado por el Ministerio de Transporte en 2019, se pretende modernizar más de 40.000 camiones de carga, que tienen más de 20 años de operación, con el fin de reducir las emisiones de CO2 y material particulado a la atmósfera, además de promover la eficiencia del transporte de carga. Este plan ofrece beneficios económicos y fiscales. 

No obstante, en el caso de los pequeños transportadores, Juan Carlos considera que no se están brindando condiciones adecuadas. Dice que el Gobierno brinda un auxilio de 25 millones de pesos, pero al entregar el vehículo a chatarrización y adquirir uno nuevo, quedarían debiendo a la concesionaria, cerca de 180 millones de pesos, que tendrían que pagar a cinco años con cuotas mensuales de aproximadamente cinco millones de pesos.

Aunque el plan inicialmente fue voluntario, ahora pasó a ser una resolución y en la crisis económica actual, para los camioneros, cambiar su vehículo con estas condiciones, no es algo viable, pues la oferta laboral para el gremio se redujo entre 20 y 30 %. “Nosotros antes hacíamos dos o tres viajes por semana, ahora escasamente cada ocho días nos sale uno”, afirmó Juan Carlos. 

 

“Lo que quiere el Gobierno Nacional es afectar al pequeño transportador para dejarle el monopolio a las grandes empresas”

Aunque el Ministerio de Transporte, se ha mostrado abierto al diálogo y actualmente los manifestantes se encuentran en mesa de negociación, Juan Carlos afirma que lo que realmente necesitan son soluciones porque “Lo que quiere el Gobierno Nacional es afectar al pequeño transportador para dejarle el monopolio a las grandes empresas”, concluyó. 

El pasado fin de semana se anunció el incremento de 198 pesos al precio del galón de gasolina y de 145 pesos al Diésel en las 13 principales ciudades del país.

Este aumento, autorizado por el Ministerio de Minas y Energía, establece el precio del galón de gasolina a $8.327 pesos, mientras que en promedio, el Diésel estará en $8.294 pesos.

Shirly Forero Garcés

Comunicadora social y periodista, con experiencia en prensa escrita, comunicación institucional y trabajo con comunidades vulnerables desde el enfoque de la participación política, defensa del territorio y comunicación para el cambio social.