PIPE GARCÍA, EL CUENTERO POR ACCIDENTE DEL META

140

Luis Felipe García Beltrán, más conocido en Villavicencio como Pipe García, cuenta que inició en la narrativa por accidente, “un día iba al grupo de estudio de economía y no encontré a los chicos así que terminé con los cuenteros”, esto fue hace más de cinco años.

Con 23 años y siendo economista, Pipe vive de la cuentería, aunque “empezó en mi vida como un hobby accidental, me gustaba y me sentía muy bien contando, pero era solo un hobby”, después de un tiempo y tras quedar desempleado, “intenté vivir de la cuentería y me di cuenta que uno puede vivir de lo que uno quiere si se hace una buena gestión” explica Pipe, quien desde ese momento empezó a poner en práctica el punto más importante para él: “ser bueno en lo que uno hace, esforzarse y mejorar”.

Sin embargo, para el arte y la cultura hay momentos no tan buenos, “donde no he querido seguir, donde me he quemado y me han dicho si no se baja, lo bajo”, fue una etapa de ausencia para los cuentos en la vida de Pipe, estaba desilusionado de sí mismo, creía que tal vez no debía continuar; pero casualmente un día se encontró con el maestro Joel Sánchez, quien le aconsejó: ‘no te esfuerces por ser el primero, porque el primero es todo lo que la gente quiere que sea, sé el segundo, porque el segundo es lo que él quiere ser’, recuerda Pipe, quien tras escuchar al comediante, determinó que continuaría con el camino que por accidente había elegido y en el cuál se esforzaría mucho más y sería “él mismo” para convertirse en lo que más le gustaba.

“La cuentería, es algo que me llena, me hace feliz, no me molestaría madrugar o trasnochar trabajando en esto, mientras que en cualquier otro trabajo si te pondría los mil peros”, afirma pipe, quién se ve relatando cuentos  hasta que no pueda más y se proyecta como un gestor cultural, promoviendo un mejor territorio a través del arte y posicionando a Villavicencio como una ciudad referente en el género narrativo.

COMENTARIOS CON FACEBOOK
Compartir