MUJERES SAGRADAS DE VILLAVICENCIO TRANSFORMAN SU TERRITORIO

202

…la herramienta más poderosa es el arte

Mujeres Sagradas, es un movimiento artístico y cultural, que tiene como objetivo principal “empoderar a las mujeres jóvenes en los espacios de participación” explica Daniela Arce, una de las fundadoras de esta agrupación juvenil en Villavicencio.

Este proyecto inició debido a la poca incidencia que mostraban las mujeres en los diversos espacios de participación a los que asistían; de donde nace en primera instancia el movimiento Yo Puedo, conformado por todas las jóvenes que integraban la plataforma juvenil de Villavicencio.

Después, con la unión y trabajo de Daniela Arce y Alejandra Medina, surge en marzo 30 del 2016, Mujeres Sagradas, debido a que ambas sintieron falencias no solo en el ámbito participativo sino también en el cultural, “quisimos que la gente viera que a través de la cultura también se puede construir”.

Daniela, quien lleva gran parte de su vida bailando, es una mujer alegre, extrovertida y capaz, considera que el arte, es una herramienta fundamental para transmitir mensajes, conocimientos e incluso experiencias; pero además piensa que es un camino que contribuirá de gran manera a la construcción de paz que tanto ha soñado y espera ser una de las que ponga su granito de arena es esa transformación, manteniendo como eje principal a la mujer y su liberación de todo tipo de violencias a través de las acciones artísticas colectivas.

Para empezar a construir territorios libres de violencias, se necesita el conocimiento, por eso, este movimiento decidió comenzar su labor formando a otras jóvenes de su localidad, con elementos que consideran básicos para empoderarse, como son, los derechos de las mujeres.

En este momento Mujeres Sagradas cuenta con nueve integrantes entre hombres y mujeres, porque creen que juntos pueden construir mucho más, pues “siempre se alinean sus pensamientos y objetivos”, y agregan que para disminuir el índice de violencia que hay en el país y en el departamento del Meta, es necesaria una participación conjunta que sensibilice a ambas partes por igual.

Este movimiento, en los últimos años ha recibido apoyo en la parte formativa de Onu mujeres, ACNUR, Alcaldía municipal de Villavicencio y  a su vez, “procuramos reunirnos los domingos en la mañana para tener una metodología” de esta manera organizan los eventos que quieren realizar.

COMENTARIOS CON FACEBOOK
Compartir