LOS RECURSOS NATURALES DE LA PROVINCIA DE VÉLEZ, EL DESEO DE LAS EMPRESAS MINERAS

202

En el Departamento de Santander, existe una provincia que ha venido resistiendo en los últimos años contra los avances de las multinacionales que desean extraer sus minerales y recursos naturales, a pesar de su vocación históricamente agrícola y campesina.

El pasado 17 de septiembre del presente año se cumplió un año de la consulta popular de Jesús María, un pequeño municipio ubicado en la Provincia de Vélez, que sin embargó se organizó para evitar que actividades extractivas destruyeran su territorio, a través de una consulta popular en la que el 97% de sus habitantes dijeron No a “¿Está usted de acuerdo, sí o no, que en la jurisdicción del municipio se realicen actividades de exploración minera y petrolera?”.

 “Estamos cumpliendo un año de la realización de la consulta popular, una experiencia tan significativa de amor por la naturaleza en la que realizamos todo un trabajo de sensibilización, vereda por vereda, casa por casa, dando a conocer todos los impactos ambientales que conllevan la minería, ya que esta arremete contra nuestros campesinos y nuestra naturaleza” explica el padre Samuel García Pinto, quien en ese momento era el párroco del municipio, y quien hizo parte del Comité promotor del No, equipo que estuvo yendo a las escuelas, colegios y charlando con las comunidades, para que todas y todos se prepararan desde la parte legal y la importancia de defender el territorio.

En la Provincia de Vélez, la iglesia católica ha tenido gran incidencia en los procesos de defensa del territorio, pero también las y los jóvenes han hecho parte activa de esta defensa, como es el caso de Edwin Peña, miembro del Comité por el No de Jesús María, quien recuerda que comprendieron la importancia de promover la Consulta Popular al enterarse de la existencia de 7 títulos Mineros solicitados para su municipio y 26 más para Sucre, municipio colindante.

“Uno de los títulos mineros que iba a entrar en vigencia para explotación, quedaba entre ambos municipios, por esto hicimos un grupo de trabajo entre habitantes de Jesús María y Sucre para no permitir que se explotara” explica Edwin, quien resalta que este título para explotación de piedra caliza, tiene influencia en una zona rica en recursos hídricos, existen 22 nacimientos de agua, de los cuales se surte todo el municipio de Jesús María, un sector de Sucre, algunas veredas de Bolívar, e incluso se vería afectada la Cascada de Tisquizoque, sitio turístico emblemático de la Provincia,  ya que recepciona aguas de estos municipios.

Las consultas populares de Jesús María (17 de septiembre/2017) y Sucre (01 de octubre/2017), son acontecimientos históricos que sus comunidades han decidido celebrar después de un año de realizadas, porque simbolizan dos momentos electorales donde la voluntad del pueblo se hizo escuchar en defensa del agua, la vida y la naturaleza. Es por esto que Mauricio Meza, director del Observatorio de conflictos ambientales de Compromiso, se hizo presente en la movilización y acto público en Jesús María ya que “fue la primera consulta popular que se ganó en Santander; es muy importante como hecho político que hay que respaldar” manifestó.

Además, este reconocido ambientalista del departamento, resalta que este tipo de eventos re afirman que por encima de lo que la sala plena de la Corte Constitucional vaya a sacar como mandato respecto a las consultas populares, cuando el pueblo dice No es No, y mucho más teniendo en cuenta que la minería para los territorios con vocación agropecuaria, genera fuertes delitos ambientales, pero también daños económicos, sociales y culturales para los habitantes de estos municipios.

Así mismo, es importante tener en cuenta que aunque solo dos municipios lograron realizar con éxito sus consultas populares, el municipio de El Peñón, el cual también estaría celebrando un año de este mecanismo de participación ciudadana, cinco días antes de llevar a cabo la elección, fue notificado por la Registraduría Nacional, que por falta de recursos ésta no podría llevarse a cabo, y después de varios acciones legales y simbólicas por parte de la Alcaldía de El Peñón y la comunidad, el municipio fue notificado por el Consejo de Estado y seguidamente por el Tribunal Administrativo de un fallo que los deja sin opciones de realizar a futuro la consulta popular.

Sin embargo, por iniciativa del alcalde Francisco Cruz Güiza, el Concejo Municipal de El Peñón, sancionó el Acuerdo 004 del 2018, por medio del cual se prohíben todo tipo de actividades extractivas (minería, petróleo y centrales hidroeléctricas) a mediana y gran escala para proteger el patrimonio ecológico del municipio, al igual que han venido resistiendo a través de movilizaciones y actos públicos para no permitir la entrada de la empresa Geo –Cooper que ya ha estado intentando iniciar la exploración en más de mil hectáreas en las que hay múltiples nacimientos de agua.

Fue así como este acuerdo municipal, sirvió de argumentos jurídicos para que municipios como Barbosa, la Aguada y Albania decidieran defender sus territorios mediante este tipo de acuerdos municipales, con el apoyo de la Asociación de Municipios de la Provincia de Vélez, Asprovel, de la cual es presidente el Alcalde Cruz, quien resalta que uno de los sentires de todos los mandatarios de la provincia, es la defensa del territorio.

“La provincia de Vélez es muy rica en recurso hídrico, pero también en potencial turístico en Santander y Colombia, como las cuevas y cavernas de El Peñón, en Florián las ventanas de Tisquizoque, en La Paz el Hoyo del aire, y miles de riquezas en todo los municipios. Por esto invito a toda la ciudadanía para que envíen un derecho de petición a la Agencia Nacional Minera, y le pidan qué títulos están pedidos y cuáles ya tienen licencia o la están solicitando, porque puede que su municipio incluso esté mucho más en peligro que Sucre, Jesús María y El Peñón, porque la voracidad de los que quieren sacar a cualquier costa los minerales, no tiene límite” reflexionó Francisco Cruz.

Es por esto que, aunque el Observatorio de Conflictos Ambientales de Compromiso, reconoce que hay una voluntad popular en todo el departamento de Santander de parar la minería por todos los daños que trae al medio ambiente frente  a lo insignificantes en lo que se convierten las regalías, es importante que la institucionalidad y la comunidad continúen unidos en este proceso de defensa territorial, si se quiere evitar que la entrada de actividades extractivas cambien de manera irremediable la vocación agrícola de municipios totalmente campesinos.

“La provincia que más tiene títulos en Santander es la provincia de Vélez, es la provincia a la que más le tienen hambre, por la riqueza en caliza y carbón con la que cuentan, y aunque la mayoría de mandatarios están en contra de esa explotación, va a haber mucha presión” concluye el ambientalista Meza, quien además ve con preocupación que a este territorio hay terceros que están proyectando el fracking, y aunque a nivel nacional la comunidad ambientalista a través de la Alianza Libre de Fracking se está oponiendo, el Gobierno Nacional quiere que esta modalidad extracción no convencional se potencie en Colombia, así en otros países la estén prohibiendo.

¿Y cómo sigue el proceso de defensa territorial?

Al compartir con las comunidades organizadas de la Provincia de Vélez, e incluso del departamento de Santander, se puede sentir la fuerza y el deseo de ellas de resistir a las actividades extractivas, a pesar que el Gobierno Nacional quiera negar la voluntad popular, ya que un territorio con tanta riqueza hídrica y con su histórica vocación agrícola, no terminará tan fácilmente por el deseo de terceros.

“Jesús María tiene 275 años de historia, diferentes vocaciones, pero nunca ha existido la minería. Somos ricos en recursos naturales, incluso vida silvestre que está en peligro de extinción” resaltó con fervor Edwin Peña, quien considera lamentable que a pesar de haber ganado la Consulta popular con 1677 votos por el No, frente a 22 por el Sí, los títulos mineros otorgados no se hayan suspendido, y antes, según es de su conocimiento, han seguido otorgando otros títulos.

Así mismo, según las y los líderes ambientales de esta provincia, la insistencia de extraer minerales provocaría que se terminaran de extinguir especies de fauna y flora como robles morados, arrayanes, dragos, tinajos, guacharacas, dantas, guaguas, leopardos, venados, entre otros, que se encuentran en estos municipios; además también se desconocería que un 38% de los habitantes de Sucre,  reflejado en 2983 dijeron que No en la consulta popular, frente a 33 que votaron por el sí, quienes comprenden la importancia de preservar las fuentes hídricas y la permanencia en el territorio de todos los seres vivos.

Es así como las comunidades de Sucre y Jesús María continuarán defendiendo la consulta popular y organizándose para resistir contra los avances de las locomotoras minero energéticas, y en el caso del municipio de El Peñón, continuarán apoyando a otros municipios para que se motiven mediante acuerdo municipal a defender su territorio, pero también están utilizando otras herramientas como el Esquema de Ordenamiento Territorial, el cual se encuentra en actualización, para que allí quede establecido “que al ser un municipio agropecuario  con un gran potencial ecoturismo, y con todos los descubrimientos recientes en cuanto a flora, fauna y arqueológicos, es indispensable evitar que cualquier actividad extractiva destruya toda esta riqueza” finalizó Mayerli Díaz, ambientalista y miembro del comité ambiental de El Peñón.

COMENTARIOS CON FACEBOOK
Compartir