Gobierno, al viabilizar las ZIDRES desconoce protección constitucional a comunidades rurales y al medio ambiente

167

El documento CONPES aprobado por el Gobierno nacional delimitando las áreas potenciales para las Zonas de Interés de Desarrollo Rural, Económico y Social (ZIDRES), desconoce la jurisprudencia de la Corte Constitucional en materia de protección a las comunidades indígenas y campesinas y las normas de conservación medioambientales. Además, desconoce el punto 1 de los Acuerdos de Paz que propende por una reforma agraria integral.

Al conocer la promulgación del documento del Consejo Nacional de Política Económica y Social (CONPES) que define la priorización de las áreas donde se implementarán las denominadas Zonas de Interés de Desarrollo Rural, Económico y Social (ZIDRES), el senador del Polo Democrático, Iván Cepeda Castro, llamó la atención porque en el mismo se incluirían baldíos de la Nación que, como ha señalado la Corte Constitucional, deben ser exclusivamente para las comunidades campesinas y tienen que destinarse exclusivamente para una reforma agraria.

“Estamos muy atentos a hacer control político a esta decisión que se ha adoptado y que impulsa la concentración de tierras, cuando en este momento deberíamos estar, por el contrario, en los tiempos de aplicación del punto de reforma rural integral que está contemplado en el Acuerdo de Paz”, precisó Cepeda.

Advirtió además que mediante este documento CONPES el Gobierno desconoce no solamente la ley sino la jurisprudencia constitucional en materia de protección a las comunidades indígenas y campesinas, así como normas de protección del medio ambiente.
Explicó que la limitación de proyectar las ZIDRES en territorios étnicos es violada de manera abierta por falta de información, respecto de los territorios que están en proceso de reconocimiento.

El congresista del Polo puso como ejemplo el caso del departamento del Meta, el cual fue incluido dentro de las áreas potenciales para adelantar procesos de constitución de ZIDRES, así como la inclusión en el documento  de zonas protegidas como la Macarena, los Parques Nacionales de los Picachos, Chingaza, Sumapaz, Tinigua y la Sierra de la Macarena.

Cepeda aseguró que a través de sentencia la Corte Constitucional indicó que los baldíos de la Nación son el principal instrumento de reforma agraria para los campesinos, mientras que en el CONPES aprobado se sigue incentivando la concentración de la tierra por parte de conglomerados empresariales y agroindustriales.

Finalmente, el parlamentario se preguntó, ¿dónde está el fondo de 3 millones de hectáreas que debió haberse creado como plantea el primer punto de los Acuerdos de Paz?, al tiempo que reiteró que las ZIDRES no pueden ser un mecanismo para entregarles baldíos a los grandes tenedores de tierras en Colombia.

Boletín informativo.

COMENTARIOS CON FACEBOOK
Compartir