ENERGIA QUE DECONSTRUYE EN EL META

230

Por: Heinz Gamba* #ElCuartoMosquetero

La energía… fluye en la vida, en la naturaleza, en nosotros como seres vivos que hacemos parte de un todo; es decir, de un planeta en el que evidentemente no estamos solos. Nos acompañan millones de seres totalmente diferenciados como animales, vegetación, minerales, territorio que incluso es importante precisar; llevan mucho más tiempo que nosotros en este “todo” llamado planeta tierra, América, Colombia, Meta, Villavicencio, Restrepo, o como se quiera citar.

Es así como considero preponderante el no olvidar que no estamos solos, y que, así como nosotros exigimos e imponemos respeto a todo y a todos(as) los que nos rodean, estos seres también merecen respeto, más aún porque no tienen voz y simplemente sin ellos no podríamos existir.

No obstante, parece que no todos los seres humanos comparten esta apreciación, lo que resulta en la ejecución de proyectos que son un tanto irrespetuosos e incluso irresponsables desde el punto de vista de diferentes miembros de las comunidades impactadas; respecto del trato que se da a los territorios e incluso a ellos mismos como comunidades, cuando no se cuenta con ellos para el desarrollo de proyectos de afectación general, como en el caso del proyecto de la “Subestación Suria 230 kV y línea de transmisión asociada” que de acuerdo al informe ejecutivo presentado por las empresas “HMV INGENIEROS” y “DEL SUR S.A.S. E.S.P.” se enmarca así:

“El proyecto “Subestación Suria 230 kV y línea de transmisión asociada”, se encuentra enmarcado dentro del Plan de Expansión de Transmisión del Sistema Interconectado Nacional. La Unidad de Planeación Minero Energética (UPME) abrió la Convocatoria Pública No. 05-2013 en los términos de la Resolución CREG No. CREG 098 de 2000 y sus modificaciones, sobre el diseño, adquisición de los suministros, construcción, operación y mantenimiento de la Subestación Suria 230 kV y las Líneas de Transmisión Asociadas.

 El Proyecto consiste en el diseño, adquisición de los suministros, construcción, pruebas, operación y mantenimiento de las obras definidas en el “Plan de Expansión de Referencia Generación – Transmisión 2012 – 2025”, adoptado mediante Resolución del Ministerio de Minas y Energía (MME) 18 0423 de marzo 21 de 2012, modificada por la Resolución MME No.30 91159 del 26 de diciembre de 2013, así:

  1. Construcción de la nueva Subestación Suria 230 kV con sus dos (2) bahías de línea asociadas y dos (2) bahías de transformación a 230 kV, a ubicarse en inmediaciones de la subestación Suria 115 kV existente la cual está localizada a 19,8 km de la ciudad de Villavicencio – departamento del Meta, por la vía que va de Villavicencio a Puerto López, adelante del peaje de la Libertad.
  2. Construcción de una línea en doble circuito 230 kV con una longitud aproximada de 29 km, desde la nueva Subestación Suria 230 kV hasta un punto de la línea de transmisión Guavio – Tunal 230 kV, para reconfigurar las líneas Guavio – Suria 230 kV y Suria – Tunal 230 kV (UPME 05-2013: 5-6)[1].

El presente proyecto se encuentra ubicado en el departamento del Meta, en los municipios de Villavicencio y Restrepo, y la construcción de la subestación se ubicará específicamente en la vereda Santa Helena Baja del municipio de Villavicencio, limita con el caño La Libertad y el Caño Quenane. Se identifican alrededor algunas vías, siendo la principal la que comunica al municipio de Villavicencio con el municipio de Puerto López y como vía secundaria, la que conduce al pozo Tanane de Ecopetrol.

El proyecto “Subestación Suria 230 kV y línea de transmisión asociada”, se iniciará una vez se cuente con la Licencia Ambiental otorgada por la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales – ANLA y se estima que la vida útil del proyecto será de 25 años.

No obstante, y a pesar de que aseguran que el proyecto se iniciará una vez cuente con la licencia ambiental exigida. Existen múltiples dudas al respecto del cumplimiento de los requerimientos, más aún cuando a la fecha los proponentes aun no cuentan con las licencias de la autoridad ambiental, más sim embargo ya han comprado predios e incluso tramitado servidumbres desvirtuando con esto la relevancia de las licencias ambientales, que se supone son las que determinan la ejecución o no de este, es decir ¿Quién “con dos de dedos de frente” invierte dinero en el desarrollo de un proyecto que no tiene licencias? A no ser que…

Sumado a lo anterior según el resumen ejecutivo presentado por los proponentes:

“la conceptualización del proyecto fue determinada estratégicamente dentro del “Plan de Expansión de Referencia Generación – Transmisión 2012 – 2025”, para beneficiar a todo el país, y principalmente al Departamento del Meta, con el fin de:

  • Contribuir al aumento de la capacidad de prestación del servicio de energía eléctrica del departamento de Meta.
  • Contribuir a la prevención en la desatención de demanda ante contingencias sencillas a nivel de transformación y líneas del Sistema de Transmisión Nacional (STN).
  • Aportar al mejoramiento del perfil de tensiones en las subestaciones del Sistema de Transmisión Regional (STR)
  • Contribuir a la viabilidad de la conexión de nuevos usuarios.

Quisiera definitivamente entender ¿Cuál es el beneficio que trae al departamento del Meta este “gran proyecto”? cuando se olvidan de las afectaciones ambientales que un proyecto de esta envergadura generaría en el territorio donde se pretende implementar.

Las afectaciones e irregularidades bosquejadas en el presente, fueron dilucidadas con mayor profundidad, en la audiencia pública ambiental que se desarrolló en el municipio de Restrepo en el departamento del Meta el día 19 de mayo de 2018 desde las 8 am en el polideportivo Villa Reina.

Esperamos que los argumentos que se expusieron en dicha audiencia, sean tenidos en cuenta por la ANLA (Autoridad Nacional De Licencias Ambientales) en el momento de evaluar la aprobación o no de las licencias para el desarrollo del proyecto, de lo contrario podríamos estar afrontando en un periodo de tiempo no muy lejano, terribles afectaciones.

Heinz Gamba, ambientalista y lideresa de ACER Agua Viva (Acueductos comunitarios en red de Villavicencio)

 *Opinión y responsabilidad del autor de la columna, más no de El Cuarto Mosquetero, medio de comunicación alternativo y popular que se propone servir a las comunidades y movimientos sociales en el Meta y Colombia.

COMENTARIOS CON FACEBOOK
Compartir