CARLOS URIEL NIETO: LA CUOTA LIBERAL EN COALICIÓN COLOMBIA, META

729

Por: Edilberto Perez*

En la casa liberal Carlos Uriel Nieto es un viejo conocido, candidato a la gobernación del Meta en 1997 por esta colectividad, aunque su candidatura fue retirada para darle paso a la de su jefe político Alan Jara Urzola, quien ganaría esas contiendas electorales. Carlos Uriel Nieto ha sido uno de los más grandes contratistas del departamento del Meta, quien profesa el principio liberal un día, liberal toda la vida. Además, íntimo amigo de Marcela Amaya y Alan Jara a quien defiende a capa y espada por las investigaciones llevadas en contra del ex gobernador por la refinería de Llanopetrol, la cual apoyaba abiertamente. Vale la pena decir, también admirador de la tarea legislativa casi nula de Ángelo Villamil.

Actualmente Carlos Uriel Nieto arquitecto boyacense hace parte de la lista a la Cámara de Representantes por el Meta en Coalición Colombia. Es el caballo de Troya rojo en esa lista, que sin duda alguna es la cuota del partido liberal y específicamente de Alan Jara quien seguro aportará a su campaña para jugar por ambos lados y continuar monopolizando el poder político en el departamento. Es tan evidente la relación entre Carlos Nieto y las castas del partido liberal, que en su cuenta de twitter sigue sosteniendo ser liberal, sumado a esto que su hija Paula Nieto sirve de conexión entre su padre y la campaña liberal, pues esta hace parte del colectivo Ciudadanías Inteligentes que apoya abiertamente la candidatura a la cámara de representantes de Alejandro Vega, sobrino de Carmelo, esposo de la Gobernadora Marcela Amaya. Una de dos o Carlos Nieto es la carta de la baraja que hará perder la lista, o la que va a ganar para estar en función de los intereses de los liberales.

Seguramente una de las banderas de Carlos Uriel Nieto será la “educación”, pues se dedicó a construir colegios con los contratos que le botaba Alan Jara en su periodo anterior como gobernador por valores alrededor de 9.000.000 millones de pesos. Otra bandera que toma la cuota liberal en esta campaña es la protección de la familia, pero olvida el hecho de que su hija María Nieto Romero tuvo que demandarlo por alimentos, y que la corte suprema de justicia tuvo que volver a confirmar la sentencia porque este utilizo el recurso de casación para no pagar alimentos a la menor.

En estas campañas no queda duda que los viejos zorros quieren pintarse de ovejas, que los tradicionales quieren hacerse pasar por alternativos. Carlos Uriel Nieto hace un acto propio del oportunismo político y es acercarse al árbol que más sombra brinde, en este caso compromiso ciudadano de Fajardo, a quien seguramente le restara gran cantidad de votos al igual que a la lista a la cámara de Coalición Colombia, esta lista quedó coja, sin esperanza, ni viva´s como para sacar una curul.

*Edilberto Perez, abogado de la UCC. Especialista en derecho administrativo de la Universidad Nacional.

 

Opinión y responsabilidad del autor de la columna, más no de El Cuarto Mosquetero, medio de comunicación alternativo y popular que se propone servir a las comunidades y movimientos sociales en el Meta y Colombia.

COMENTARIOS CON FACEBOOK
Compartir